Ciudad sostiene que la curva de contagios sigue “estable” y las próximas aperturas se acordarán con Provincia y Nación

Autoridades porteñas indicaron que ven “muy tranquila” la curva de contagios. “El conurbano va detrás de la Ciudad en la madurez de la curva de casos, pero comparar jurisdicciones no funciona”, dijo el ministro de Salud, Fernán Quirós.

A una semana del inicio del aislamiento flexible tras una cuarentena estricta entre el 1 y el 17 de julio, autoridades del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires no ven motivos para plantear en lo inmediato un endurecimiento.

El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, dijo que la cantidad de casos diarios en la Ciudad “está estable” y la velocidad de crecimiento “muy tranquila”.

Señaló que el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) requiere “una estrategia y política común” y que hasta ahora “hicimos el esfuerzo de la mirada común y después las medidas se aplican según el lugar”.

Ciudad diseñó el plan Integral y Gradual de Puesta en Marcha de la Ciudad, con seis pasos hasta alcanzar una nueva normalidad. Hasta ahora se tomaron medidas del primer tramo. Futuros avances depende de lo que evalúe la CABA “con Provincia y Nación”: “Siempre llegamos a un buen diagnóstico común, de cómo agregar o desagregar”.

Quirós sostuvo que el coronavirus “es una enfermedad de ciudades, no de países, y mirando la Ciudad de Buenos Aires creo que es una cuestión de barrios, por densidad demográfica”.

“El conurbano va detrás de la Ciudad en la madurez de la curva de casos, pero comparar jurisdicciones no funciona. También es natural que en ciudades grandes del interior vaya a madurar la curva”.