Ciudad tapó las firmas que dejan los habitués en La Casa de Luca Prodan

Fue parte de un operativo antigrafiti pero los operarios no repararon en que se trata de una parte identitaria del histórico bar.

El Ministerio de Ambiente y Espacio Público hizo un operativo antigrafi en las calles del Casco Histórico porteño y tapó las firmas que desde hace décadas dejan los habitúes del histórico bar La Casa de Luca Prodan (Adolfo Alsina 451, Monserrat, Comuna 1).

Desde La Casa de Luca mostraron su malestar con la medida del Gobierno porteño y dijeron que no fue consensuada: “Hace unos minutos abrimos la puerta de la Casa y nos encontramos con dos chicos que trabajan para el Gobierno de la Ciudad que terminaban de pintar las puertas y las paredes de la entrada de la Casa. No tenemos ganas de causar polémicas y dividir a la gente con opiniones políticas pero no está para nada bien que te pinten las puertas y las paredes de tu casa sin ni siquiera avisar o preguntar”.

“Hacemos un gran esfuerzo y gracias a que ustedes vienen los fines de semana podemos mantener el lugar funcionando y que de repente lleguen dos muchachos, empleados del Gobierno de la Ciudad y te borren 30 años de historia de gente que paso y dejo algo escrito ahí. No merecen menos que un gran big fuck you”, agregaron en redes sociales.

Los habitúes y fanáticos de Luca Prodan tienen la costumbre de dejar firmas en la puerta, dedicadas al líder de SUMO. También anotan fragmentos de canciones o poemas. Es una marca identitaria de este lugar histórico de la Ciudad de Buenos Aires y emblemático para la movida del rock local.

En el muro de Facebook del músico Semilla Buccarelli se pubilcó una foto donde se ve a un artista pintar el logo de SUMO sobre la puerta, invitando a que los fanáticos de la banda y quienes frecuentan La Casa vuelvan a dejar sus firmas como antaño.