Ciudad toma deuda por U$S305.000.000 para reparar la Línea D, urbanizar villas y hacer viaductos

El Poder Ejecutivo envió un proyecto de ley para pedir permiso a la Legislatura local. La administración capitalina reconoce que Nación no puede enviar suficientes fondos para hacer las obras ferroviarias.

El Poder Ejecutivo de la Ciudad de Buenos Aires quiere tomar deuda por U$S305.000.000 para distintos proyectos. Entre ellos, reformar la Línea D de subtes (Catedral – Congreso de Tucumán), la urbanización de los barrios Rodrigo Bueno (Comuna 1), Playón de Chacarita (Comuna 15) y Villa 20 (Comuna 8). También para terminar los viaductos del tren San Martín y del Tren Mitre.

Para ello, envió un proyecto de ley (Expediente 2153-J-2018) a la Legislatura porteña pidiendo autorización “a contraer uno o más empréstitos, en el mercado local y/o internacional, con Organismos Multilaterales de Crédito, Bancos de Desarrollo, Instituciones Financieras de Fomento y/o emitir deuda pública en el mercado local o internacional”.

De este monto, U$S105.000.000 se usarán para “el financiamiento del Proyecto de Modernización de la línea D (Etapa I) de la red subterráneos”: “Se enmarca en el Plan Integral de Modernización (PIMo) de la red de subterráneos elaborado por Subterráneos de Buenos Aires Sociedad del Estado (SBASE), destacándose como uno de los proyectos más importante dentro del plan de mejora de frecuencia y de modernización del Subte A través del mismo se procura reducir el tiempo y costo de los viajes de superficie, disminuir el costo social por accidentes y daños a la salud, preservar el medio ambiente, entre otros beneficios. La búsqueda de financiamiento responde a la necesidad de cubrir el costo del desarrollo del Sistema de señalamiento Communications-Based Train Control (CBTC), la readecuación del sistema de alimentación eléctrica y el Plan de Accesibilidad, Circulación y Emergencia (PACE) Sarmiento, siendo el resto de los componentes financiados por Subterráneos de Buenos Aires Sociedad del Estado”.

En relación al financiamiento de los Procesos de Integración Socio — Urbana, que fueron aprobados por leyes de doble lectura en la Legislatura local, se hace saber que “comprende integración urbana, integración habitacional e integración socio-económica”: “Alcanza la conecfividad en términos de red de transporte público, espacio público, servicios culturales y turísticos; la construcción de viviendas nuevas, el mejoramiento de las actuales; la conexión a la red de servicios básicos; el desarrollo de habilidades de cada vecino en términos de educación y empleabilidad, entre otras acciones. Estos proyectos se desarrollarán esencialmente en los barrios Rodrigo Bueno, Playón de Chacarita y Villa 20, con intención de proveer soluciones habitacionales, desarrollo de infraestructura y generación de espacios públicos”.

Los viaductos son hechos por el Estado Nacional y el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, con aval de la Ley N°2.818. Sin embargo, el texto aclara que “la asistencia proviene del Estado Nacional no está desarrollándose plenamente”. Por eso, Ciudad necesita otro tipo de financiamiento para concluir las obras ferroviarias.