Ciudad tuvo que comprar anticonceptivos porque Nación no envía

Así figura en el Boletín Oficial porteño.

Así figura en el Boletín Oficial porteño.

El Ministerio de Salud de la Ciudad de Buenos Aires invirtió $162.540 para comparar 126.000 comprimidos de anticonceptivos orales (Levonorgestrel-Etinilestradiol). Se trata de anticonceptivos del Programa Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable. Esta compra se hizo en carácter de emergencia porque Nación no envía la medicación en tiempo y forma, según quedó plasmado en la Disposición 24/DGABS/18.

“El Ministerio de Salud de la Ciudad de Buenos Aires tiene que comprar anticonceptivos porque desde Nación no cumplen con el envío”, alertó La Fábrica Porteña, un grupo de investigadores sobre problemáticas locales, vinculado al legislador porteño Carlos Tomada (Unidad Ciudadana).

Para hacer esta afirmación citan la compra hecha a través del Boletín Oficial porteño. Allí el Ministerio de Salud expone que el titular de la subsecretaría de Atención Primaria, Ambulatoria y Comunitaria solicita con “carácter urgente los insumos que nos ocupan –anticonceptivos orales- destacando que los mismos se destinan al Programa de Salud Sexual y Reproductiva, ya que se reciben habitualmente del Programa Nacional, pero no dispone de stock”.

Los métodos anticonceptivos distribuidos por el Programa Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable, son los siguientes: Pastillas combinadas; Pastillas de una sola hormona; Pastillas anovulatorias de progestágeno; Anticonceptivos inyectables; Implante subdérmico; Dispositivo Intrauterino, DIU o Espiral; Anticoncepción quirúrgica; Preservativo; Anticoncepción de emergencia.

En su página oficial, el Programa Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable informa que “tiene como misión promover la igualdad de derechos, la equidad y la justicia social; así como contribuir a mejorar la estructura de oportunidades para el acceso a una atención integral de la salud sexual y reproductiva”.

El Programa se propone alcanzar los siguientes objetivos: Alcanzar para la población el nivel más elevado de salud sexual y reproductivia con el fin de que pueda adoptar decisiones libres de discriminación o violencia; Disminuir la morbimortalidad materno infantil; Prevenir embarazos no deseados; Promover la salud sexual de las y los adolescentes; Contribuir a la prevención y detección precoz de enfermedades de transmisión sexual, VIH/sida y patologías genitales y mamarias; Garantizar a toda la población el acceso a la información, orientación, métodos y prestaciones de servicios referidos a la salud sexual y procreación responsable; Potenciar la participación femenina en la toma de decisiones relativas a su salud sexual y procreación responsable.