Clausuraron una fiesta electrónica encubierta en una “falsa boda”

Una pareja simuló casarse en Palermo. En realidad se trataba de una fiesta electrónica sin habilitación con 1000 personas.

La Agencia Gubernamental de Control llevó adelante la clausura de una fiesta electrónica clandestina, en un salón en las inmediaciones del club GEBA situado en Avenida Figueroa Alcorta al 5500, denominada como “Falsa Boda”.

Efectivos de la Brigada de la Comisaría 51 encontraron una gran concentración de gente en lo que simulaba ser una fiesta de casamiento.

Al personal policial le llamó la atención que todos los asistentes eran chicos jóvenes y que formaban fila en la puerta del lugar para poder ingresar.

Ante esto llevaron adelante la investigación del caso hasta encontrar que a través de Internet se vendían a $600 entradas para la “falsa boda” una fiesta electrónica a la que se invitaba a asistir con ropa de fiesta para fingir así una boda.

Mauro Tereszko, titular de la Fiscalía Norte de la ciudad de Buenos Aires, imputó a los organizadores por “encubrimiento engañoso de actividades de baile” y ordenó el desalojo del salón en el que habían 1000 personas.

El secretario de Seguridad de la Ciudad, Marcelo D´Allesandro, explicó: “Por medio de los patrullajes diarios que se realizan en toda la Ciudad, se pudo detectar la realización de esta fiesta que no tenía el permiso y habilitación necesarios para funcionar”.

“Los responsables no fueron detenidos pero se les imputó la comisión de la contravención del artículo 110 bis, que prevé penas para quienes mediante cualquier artificio, ocultamiento y/o engaño, encubra actividades de baile o de locales habilitados para el ingreso masivo de personas para las cuales no posee la habilitación correspondiente” detalló el fiscal Tereszko.

“La mejor política en materia de seguridad que un Estado puede aplicar es la prevención. En casos como éste, queda demostrado” agregó.