Comenzó el plan de renovación del cementerio de la Chacarita

Desde la Ciudad informaron que trabajan en la demolición de zonas abandonadas y realizan trabajos para reordenar el sistema de tránsito vehicular.

El Gobierno porteño anunció que está llevando adelante trabajos de renovación en el cementerio de la Chacarita ubicado entre las calles Guzmán, Jorge Newbery, las vías del Ferrocarril San Martín, Garmendia, Del Campo y Elcano.

Las obras principalmente apuntan a remodelar zonas que requieren trabajos debido a su deterioro, generar mayor cantidad de espacios verdes y demoler paredes que se encuentran con peligro de derrumbe.

Además según comentaron las autoridades buscan reordenar el sistema de tránsito vehicular en el interior de la necrópolis, sobre todo en las calles que rodean al panteón 6.

Sin embargo las asociaciones civiles Basta de Demoler y Fundación Ciudad denunciaron que los trabajos ponen en riesgo el valor arquitectónico histórico del cementerio catalogado como Monumento Histórico Nacional, ya que está prevista la demolición de un antiguo muro de la calle Elcano, que data de 1871.

Desde las ONG explicaron: “Al no existir un cartel de obra que indique qué se va a realizar, quién es el responsable de ella y a cargo de quien está, resulta ser ilegal. El miércoles pasado presentamos un pedido de información por la ley 104 de acceso a la información pública. Todo es oscuro y oculto”.

En respuesta, las autoridades aseguraron que el edificio de la calle Elcano, donde está ubicado el paredón en cuestión, cuenta con un certificado de peligro de derrumbe, por lo que debe ser demolido.

“Está abandonado, no tiene nichos y se estaría evitando una tragedia y recuperando un espacio verde” informaron a La Nación, fuentes del Ministerio de Ambiente y Espacio Público.

“El estado de deterioro y abandono que presentan las galerías, de la 15 a la 22, es increíble y peligroso. Hay techos rotos y goteras por doquier contenidas por tachos que hay que ir esquivando. Además, falta de iluminación y pisos rotos con faltantes de baldosas” le confió a Clarín Eduardo Fernández, quien visita el lugar asiduamente.