Con protestas vecinales, hubo audiencia pública por la urbanización de la Villa 31 y el edificio puente del BID

La comunidad del asentamiento teme perder sus viviendas por una futura especulación inmobiliaria. El inmueble generará conectividad y nuevos espacios verdes.

Este lunes se debatió en audiencia pública un proyecto de ley para urbanizar la Villa 31 y 31 Bis de Retiro (Comuna 1). También se debatió la construcción de un edificio puente para el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). En la puerta del palacio legislativo de Perú 160 hubo una protesta de vecinos del asentamiento. Temen que la integración socio urbana genere especulación inmobiliaria y que tengan que vender sus casas por el aumento en el costo de vida.

En el marco de la Ley 3.343 sancionada en el año 2009, se debatió una ley de aprobación inicial, en base a un dictamen de la Subsecretaría de Hábitat e Inclusión, que propone hacer unas 1200 nuevas viviendas, mejorar las existentes, dar a las unidades conectividad de infraestructura sanitaria, hidrófuga y eléctrica, favorecer su regularización dominial.

La ley, en su primera lectura, establece que “no se realizarán desalojos forzosos. Toda relocalización que resulte excepcionalmente necesaria se realizará dentro del polígono del barrio y con el consentimiento de los/as beneficiarios/as”.

Serán beneficiarios de una solución habitacional única y definitiva en los términos de la presente ley, las personas del Barrio Padre Carlos Mugica que se encuentren registradas en los empadronamientos realizados por la Dirección General de Estadística y Censos entre los años 2016 y 2018; quienes acrediten ante la Autoridad de Aplicación residencia permanente en el momento de la posesión definitiva y quienes no hayan sido beneficiarios de otros Programas de Vivienda social en los últimos 10 años en el territorio de la República Argentina. Las organizaciones sociales que prestan servicios y actividades en el barrio también podrán ser beneficiarias de una parcela y/o unidad funcional.

También se habló sobre la construcción del edificio puente del BID. Será la segunda sede en importancia del organismo, tras las oficinas centrales en Washington. Esperan que esté listo luego de dos años de obras.

Se hará un puente peatonal con oficinas en su interior y un parque público en su superficie, que conectará el centro de la Ciudad con la Villa 31. Estará emplazado sobre las vías ferroviarias y ocupará superficies de dominio del Estado Nacional y de la CABA.

“Autorizase al Poder Ejecutivo a otorgar al Estado Nacional una concesión de uso gratuito sobre la superficie determinada en el Anexo I de la presente, por un máximo de cien (100) años y mientras dure su afectación al desarrollo y funcionamiento del Edificio Puente BID. El Estado Nacional, previa autorización del Poder Ejecutivo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, podrá ceder en todo o en parte dichos derechos, exclusivamente al Banco Interamericano de Desarrollo, para el cumplimiento del proyecto “Edificio Puente BID””, reza el primer artículo.