Condenan a 12 años de prisión al abogado que mató a un peatón en el microcentro porteño

Motochorros le habían sustraído una mochila con 50.000 dólares y documentos, por lo que decidió disparar. Una de las balas impactó contra un cerrajero de nacionalidad uruguaya que caminaba por la vereda. VIDEO.

Motochorros le habían sustraído una mochila con 50.000 dólares y documentos, por lo que decidió disparar. Una de las balas impactó contra un cerrajero de nacionalidad uruguaya que caminaba por la vereda. VIDEO.

El abogado Silvio Guillermo Martinero, luego de que un grupo de motochorros le robara el 29 de marzo de 2016 una mochila con U$S50.000 y documentos en la calle San Martín al 500 (Comuna 1), hizo disparos en plena vía pública. Uno de ellos mató al cerrajero Daniel Fernando De Negris Rodao, de nacionalidad uruguaya y 56 años de edad. Por eso, la justicia lo condenó a 12 años de prisión. Se lo encontró penalmente responsable de los delitos de homicidio simple en grado de tentativa en concurso ideal con homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego.

Lo juzgó y condenó el Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional Nº 26 -integrado por los jueces Patricia Llerena, Adrián Martín y Hugo Decaría. En el debate oral y público intervino el titular de la Fiscalía General N°18 ante los Tribunales Orales Criminales, Guillermo Pérez de la Fuente.

El Tribunal tuvo por acreditado que Martinero disparó su arma de fuego en cinco ocasiones contra quienes sustrajeran su mochila e hiriera mortalmente al cerrajero, quien se desplazaba a pie por la aludida arteria.

El condenado nació el 11 de diciembre de 1970. Se especializó en “servicios jurídicos” desde 2009, según le dijo a la justicia. Este abogado tenía su estudio a pocos metros de San Martín al 500, lugar donde ocurrió el asesinato.

Según el abogado Miguel Angel Pierri, Martinero está vinculado a “cuevas financieras” y fue mencionado en las causas del Triple Crimen de General Rodríguez y en la causa de la mafia de los medicamentos.

“En esas causas judiciales se mencionan las mesas de dinero de Martinero. Sebastián Forza le temía”, le dijo a la agencia Télam el penalista que actúa como querellante en el expediente del Triple Crimen.

Según una nota de noviembre de 2008 del diario Crítica de la Argentina sobre el Triple Crimen, por entonces Martinero aparecía como “el encargado operativo de una cueva” que funcionaba como un consulado trucho: “El consulado de Guinea-Bissau era en realidad un aguantadero de la City en el que se cambiaban cheques por efectivo o efectivo por cheques”.

“El asesinado Sebastián Forza (quien aseguró en diversas oportunidades que era ésta la “cueva de los militares” dedicados al tráfico de armas), Néstor Lorenzo (de la Droguería San Javier y Multipharma, fervoroso aportante de la campaña K), Esteban Pérez Corradi (investigado como proveedor de efedrina, hoy prófugo)”, añadía la nota.

Obtenga actualizaciones en tiempo real en su dispositivo, suscríbase ahora.

error: