Condenan a 4 años y 3 meses de prisión a un hombre que se hacía pasar por médico

El hombre, de 52 años, se encuentra detenido desde mayo pasado, por los delitos de “ejercicio ilegal de la medicina” y de “falsificación de documento público en concurso con el uso de documento adulterado”, informó hoy el Ministerio Público Fiscal porteño.

Un hombre de 52 años que se hacía pasar por médico, detenido desde mayo pasado, fue condenado a 4 años y 3 meses de prisión de cumplimiento efectivo por los delitos de “ejercicio ilegal de la medicina” y de “falsificación de documento público en concurso con el uso de documento adulterado”, informó hoy el Ministerio Público Fiscal (MPF).

Pablo Casas, titular del Juzgado Penal, Contravencional y Faltas número 10, anunció esa pena, resultante de una condena a tres años de prisión dictada en la presente causa y la suma de un juicio abreviado en el cual, el 15 de agosto de 2019, el Juzgado Penal Colegiado número 3 de la ciudad de Malargüe, Mendoza, lo condenó a la pena de un año y tres meses de prisión de ejecución condicional por “hallarlo autor de los delitos de ejercicio ilegal de la medicina y estafa en concurso ideal, e impresión fraudulenta de sello verdadero, todos en concurso real”.

Durante el proceso legal, la fiscal Celsa Ramírez, de la Fiscalía 35 probó que el imputado no tenía título de médico y había atendido “a numerosos pacientes al trabajar como parte del servicio de emergencias de la empresa Securus Life SRL”, precisó el MPF.

La investigación del caso, a cargo del Cuerpo de Investigaciones Judiciales, realizó una serie de allanamientos luego de los cuales verificó que el falso médico atendió a “más de 10 pacientes, recetó medicamentos para adultos, también a una menor de edad, e incluso realizó un irregular hisopado a una mujer que había mantenido contacto estrecho con la primera víctima fatal de coronavirus en el país, a quien luego trasladó en la ambulancia sin protocolo alguno”.

Noticias relacionadas

Asimismo, la investigación permitió establecer la responsabilidad penal de los socios gerentes de la empresa para la que trabajaba el imputado, quienes también fueron condenados por el delito de asociación ilícita y defraudación.

El hecho comenzó a ser investigado tras la denuncia de una familia del barrio porteño de Mataderos (Comuna 9) que notó “irregularidades” en la atención médica a su hija, tras solicitar un servicio de emergencia y notar que el imputado y el chofer de la ambulancia llegaron al domicilio sin barbijos.

La visita médica tuvo lugar el 21 de marzo pasado y pese a todas las recomendaciones que las autoridades sanitarias difundían para evitar la propagación de la Covid-19, el falso médico llegó al lugar y “saludó con un beso a la madre de la menor”, actitud que sorprendió al resto de la familia, a lo que el imputado respondió: “Si te vas a morir, te morís igual”.

“Al momento de revisar a la menor, el imputado le habría tomado la temperatura y el oxígeno en sangre con elementos pertenecientes los dueños de casa, y les comunicó a los padres que su hija no tenía Covid-19. Luego le recetó paracetamol sin firma ni sello.

Posteriormente, la adolescente de 16 años fue trasladada por su familia al Hospital Garrahan, donde estuvo internada 5 días por padecer dengue”, precisó el comunicado.