Condenaron a Julio De Vido a cinco años de cárcel por administración fraudulenta en el manejo de subsidios para los trenes

Además el ex ministro de Planificación Federal fue inhabilitado de por vida a ejercer cargos en la función pública.

El diputado desaforado y ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido fue condenado este miércoles a 5 años y 8 meses de prisión por el Tribunal Oral Federal 4 por su responsabilidad en al entrega de subsidios a las empresas concesionarias de los servicios ferroviarios de transporte público de pasajeros. Es la llamada causa Once 2. El exfuncionario además fue inhabilitado de por vida a ejercer cargos en la función pública.

Minutos después de las 14:30 el tribunal integrado por los jueces Pablo Bertuzzi, Guillermo Costabel y Gabriela López Iñiguez leyó la sentencia que también le impuso a De Vido el pago de las costas del juicio.

Asimismo, anunció que los fundamentos del caso serán dados a conocer el 10 de diciembre.

El tribunal también dictó la absolución de Gustavo Simeonoff, ex director de la Unidad de Renegociación y Análisis de Contratos de Servicios Públicos (Uniren).

De Vido escuchó el veredicto desde la cárcel de Marcos Paz donde se encuentra detenido desde hace varios meses en otra causa que lo investiga por irregularidades en su función como ministro del kirchnerismo.

Por la mañana, cuando pudo expresarse por última vez ante el Tribunal a la espera de la sentencia, De Vido argumentó que había llegado como acusado en esta causa -la segunda que analiza las responsabilidades gubernamentales en torno a la tragedia de Once- como supuesta “víctima de una perversa persecución política-mediática-judicial”.

La tragedia de Once, como se denominó al choque de un tren contra el andén de esta estación porteña, ocurrió el 22 de febrero de 2012 lo que provocó la muerte de 51 personas