Condenaron al GCBA y a EDESUR por la muerte de dos jóvenes en un recital

Deberán pagar $2.000.000 por causas por daños y perjuicios iniciadas por los padres de dos jóvenes que fallecieron.

La Justicia porteña falló en contra del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y de la empresa EDESUR, ordenando el pago de dos millones de pesos por la muerte de dos jóvenes que fallecieron por electrocución en el año 1999, durante la celebración de un festival.

El titular del juzgado N° 3 en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad de Buenos Aires, juez Pablo Mántaras, dictó sentencia en dos causas iniciadas por los padres de dos jóvenes fallecidos por electrocución el 1º de marzo de 1999, durante un recital del grupo Divididos en el marco del festival “Buenos Aires Vivo III” organizado por el Gobierno porteño en Puerto Madero.

Mántaras estableció la responsabilidad por las dos muertes tanto del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, como de la empresa EDESUR proveedora del servicio eléctrico en la zona, de la ex Fénix Producciones S.A. (actualmente denominada Valo Emprendimientos y Producciones S.A.) a cargo de la iluminación, sonido, escenario y producción general del evento, y de la empresa Catexpo S.R.L. dueña de un cable trifásico que proveía de electricidad a puestos de comida y que produjo las descargas fatales.

Según el fallo el GCBA, EDESUR, Fénix Producciones y Catexpo fueron condenadas en forma solidaria a pagar a la madre (viuda en este caso) de uno de los jóvenes fallecidos 750.000 pesos “en concepto de indemnizaciones por daño material ($150.000), daño psicológico ($ 250.000) y daño moral ($ 350.000)”, y 1.250.000 pesos a la madre y el padre de la otra víctima fatal, por daño material ($ 50.000 para el señor y $ 100.000 para la señora), por daño psicológico ($ 200.000 para cada actor) y por daño moral ($ 350.000 para cada uno de los progenitores).