Continúa la puesta en valor del entorno de la AMIA

Se están llevando adelante obras con la intención de brindar un homenaje a las víctimas.

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y la AMIA se encuentran realizando una serie de obras de remodelación y puesta en valor sobre la calle Pasteur, en el entorno de la AMIA.

Además de mejorar el aspecto de la zona, la intención principal de las obras es la de homenajear a las víctimas del atentado perpetuado el 18 de julio de 1994.

En Pasteur, entre las avenidas Corrientes y Córdoba, se está interviniendo sobre cuatro mil metros de veredas y colocando baldosas negras y blancas que bordearán 85 árboles que serán plantados próximamente para recordar a cada una de las víctimas del atentado.

Además, se trabajará en la iluminación de esos espacios con la colocación de placas de tecnología LED con el nombre y fecha de nacimiento de cada una de las víctimas fatales en la base de cada árbol.

Quienes llevan adelante los trabajos eligieron plantar la especie “Ligustro Disciplinado” que se destaca por no afectar a las veredas con el crecimiento de sus raíces, y además por haber sido el tipo de árbol plantado originalmente en memoria de quienes perdieron la vida en la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA).

En las últimas horas Eduardo Macchiavelli, ministro de Ambiente y Espacio Público, marcó que “el 18 de julio se cumplen 22 años de uno de los peores atentados que sufrió nuestro país. Vamos a poner en valor la zona para que haya una unidad en este corredor y así generar un espacio para la memoria”.

amia puesta en valor puraciudad2