Noticias de Buenos Aires

Costanera Norte: los pescadores no pescan por culpa de Colón

Los pescadores de Costanera Norte están enojados con Colón porque todavía no se subió a su pedestal sobre el espigón Puerto Argentino, frente al aeroparque Jorge Newbery.

Son casi tres cuadras Río de la plata adentro a las que desde hace dos años los fanáticos del pique no pueden acceder.

“Antes venían y se quedaban el fin de semana entero. Ponían carpas en el pasto y pasaban las noches las familias. Hasta pasaban navidad y año nuevo. Ahora con suerte vienen un rato y se van. Si ponen carpas sobre la vereda que da al río pasa prefectura y se las hace levantar”, cuenta a este medio Diego, quien tiene su puesto con elementos para la pesca al pie del espigón. “Yo tengo clientes fijos, pero se nota la baja, también la sienten los puestos que venden comida”, agrega.

El complejo escultórico de Colón del artista florentino Arnaldo Zocchi, que en realidad implica 15 estatuas, fue llevado en junio de 2015 desde el ala este de la Casa Rosada tras la orden de la expresidenta. Fue la conclusión de un capítulo iniciado en marzo de 2013, cuando CFK decidió desmantelar a Colón y emplazar en su lugar a Juana Azurduy. Hubo encontronazos entre las autoridades porteñas y de Nación.

Al final, tras la firma de un convenio de colaboración mutua Nación-Ciudad, se trasladó el homenaje que la comunidad italiana donó a los rioplatenses en el marco del Centenario Patrio (se terminó de emplazar en 1921). Más de 300 asociaciones culturales, barriales, sociales, deportivas y académicas, integradas por descendientes de italianos y españoles enviaron notas de repudio ante lo acontecido, pero no tuvieron respuestas satisfactorias.

Con la llegada de Colón a Costanera Norte, se colocaron vallas y chapas para cercar el ingreso al espigón. Se depositaron los fragmentos y se avanzó en construir un pedestal de cemento. Al día de hoy, las partes continúan sobre el verde. “Nos dijeron que a lo largo de este año iban a armar el monumento, pero no nos dieron una fecha concreta”, añade Diego.

Nación hizo convenios con las facultades de Ingeniería y Bellas Artes de la Universidad Nacional de La Plata. La primera reforzará el espigón (debe soportar las 600 toneladas del conjunto) y la segunda ensamblará las figuras alegóricas.

Según cifras de la Ciudad, cerca de un millar de pescadores pasan los fines de semana a lo largo de la Costanera. En el último, coinciden varios pescadores consultados, bajó la concurrencia en esta zona. Algunos se van al espigón frente al parque temático Tierra Santa, pero es mucho más angosto y ofrece menos comodidades que el Puerto Argentino, coinciden varios.

El motivo del éxodo va más allá de la vista que ofrece la punta del espigón. En Costanera Norte se pueden pescar bagres amarillos, dentuditos, bogas, carpas, pejerreyes, sábalos, chafalotes, lachas y patíes. Uno de cada dos pescadores los devuelve al mar y apenas el cinco por ciento del total pesca para comer, según la Agencia de Protección Ambiental del Ministerio de Ambiente porteño. “Más profundo te vas, mejor pesca tenés”, explica Diego, quien insiste con que en el último tiempo la policía retira a quienes pescan en las orillas públicas que bordean con complejos privados, por ejemplo los de Punta Carrasco.

“Desde que cerraron acá el espigón está todo más planchado, los pescadores tiran los rieles sobre la vereda. Sacan poco y nada, por eso no se entusiasman y se van —cierra—. Y claro, quién quiere hacer kilómetros y kilómetros para venir a mojar las carnadas; ojalá pronto reabra el espigón se recupere el movimiento de antes”.

Tu calificación nos ayuda a mejorar: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
Cargando…