Costanera Norte: pintaron murales y habrá un paseo peatonal en la Dársena F, frente al Río de la Plata

En la zona circulan camiones de carga que desde 2019 se mudarán al Paseo del Bajo.

Con murales artísticos y nuevo mobiliario urbano, la Administración General de Puertos busca convertir a la abandonada Dársena F de la Costanera Norte (Comuna 2), donde hay un puerto arenero, en un lugar donde los vecinos puedan disfrutar del Río de la Plata.

Los artistas Bernardo Ezcurra y Alfredo Segatori hacen coloridas pinturas de animales autóctonos en los frentes de los silos areneros sobre la avenida Rafael Obligado. Estarían terminados a fines de diciembre.

Por la zona circulan camiones de gran porte, pero el año que viene se mudarán al Paseo del Bajo. El único transporte público que circula son los colectivos de las líneas 45 y 33.

A esta Dársena se le están haciendo rellenos para aumentar el área de operaciones y acopio del Puerto Buenos Aires. Sería para almacenar contenedores vacíos.

En mayo de este año se completó el relleno de 31.000 metros cuadrados. Es tierra que se quitó por la construcción del Paseo del Bajo. También se removieron embarcaciones de entre 100 y 150 toneladas de desplazamiento.

El Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte de la Ciudad realiza una consultoría sobre estos suelos.

En el contexto de este cambio drástico para la circulación de la zona es que buscan hacer veredas nuevas, habilitar sendas peatonales y más semáforos.

La Dársena F tendrá un ingreso por el Paseo del Bajo. “Queremos vincularlo con el Parque Lineal que se va a hacer donde hoy está la Illia y con la Costanera Norte, donde va a estar el Distrito Joven, que tendrá parques junto al río, con un borde costero”, dijo a La Nación Ramiro López Saubidet, gerente coordinador de la Administración General de Puertos.

El Presupuesto 2018 de la Nación decía sobre la dársena: “Con relación al relleno parcial de la dársena “F”, el proyecto total incluye la remoción de los restos náufragos, la construcción de un cierre, y el drenaje y posterior relleno del recinto, ganando una superficie total de ochenta y un mil trescientos veinte metros cuadrados (81.320 m2 ). El cierre se prevé culminar a fines de 2018 mediante el contrato en ejecución, el cual consiste en la colocación de materiales sueltos de gran peso y volumen (escollerado) en la sección transversal de la dársena de doscientos dieciocho metros (218 m) de longitud aproximadamente a la altura de la calle 14 en Puerto Nuevo, previendo su posterior relleno detrás del mismo con material granular”.