Críticas a la autorización judicial para instalar el Circo Sarrasani en Palermo

La Justicia ordenó desalojar el estacionamiento del restaurante Kansas de Palermo a tal fin, pero una entidad patrimonialista sostiene que la decisión es ilegal.

El juez nacional Carlos Goggi ordenó semanas atrás desalojar el estacionamiento del restaurante Kansas, ubicado sobre la Avenida del Libertador, en el barrio de Palermo (Comuna 14), donde se establecerá el centenario Circo Sarrasani. La fecha límite que dictaminó el magistrado para la liberación del predio es el próximo 15 de mayo.

En un extenso fallo de 55 páginas, el juez Goggi consideró que en virtud del acta de mediación firmada por las partes y terceros el 15 de mayo de 2003, le corresponde a Tattersall de Palermo SA la devolución de un sector que tiene una superficie de 1763 m2, hoy ocupados por el estacionamiento de Kansas.

Las empresas Bistró SA, dueña del restaurante, y Tattersall de Palermo SA, firmaron el 15 de mayo de 2003 un contrato de sublocación del área del estacionamiento por diez años, luego del cual debía ser devuelta con una opción de cinco años más, hasta 2018.

En un acta firmada en 2015, Kansas interpretó que podía seguir haciendo uso del estacionamiento hasta 2020, por lo que Tattersall de Palermo SA inició una demanda anticipada de desalojo.

Según la Asociación Amigos de los Lagos de Palermo (AALP) tanto el Restaurante Kansas como el terreno usado como estacionamiento (actual y futuro uso), se encuentran dentro del predio del Hipódromo Argentino, integrante del Área de Protección Histórica APH 2 Parque 3 de Febrero.

Además, toda la zona es Distrito Urbanización Parque -UP- en el Código de Planeamiento Urbano vigente, donde no están permitidos los usos comerciales.

Para la ONG, la situación del restaurante, su playa de estacionamiento y el futuro uso como sede del circo Sarrasani, están “fuera de la ley”.