Darío Lopérfido pidió mudar las murgas y acusó al GCBA de “necedad, complicidad y falta de coraje”

El exfuncionario porteño cargó contra la administración local y dijo que los tradicionales festejos callejeros impiden descansar a la población.

Darío Lopérfido, exministro de Cultura porteño y exdirector artístico del Teatro Colón, pidió al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires que mude los carnavales de las calles y avenidas porteñas. Se enmarca en que busca visibilidad para sus aspiraciones electorales en territorio capitalino.

“Mucha gente expresa su malestar con los corsos. Cortes de calle, imposibilidad de descansar. Porque el GCBA no da cuenta de eso? No se puede negociar hacerlo en un lugar sin alterar la vida de la gente? Es necedad, complicidad con las murgas o falta de coraje?”, escribió en su cuenta en la red social Twitter. Este escrito fue compartido casi 1.000 veces y validado (“Me gusta”) casi 4.000.

Este mensaje se inscribe en una escalada de críticas de Lopérfido a la gestión porteña del actual jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, a quien acusó de hacer “populismo de Barrio Norte”: “Hay sectores que no se sienten representados por Larreta y que me ven como el mejor opositor. Hay una gran decepción. Después de años de populismo kirchnerista, Larreta se posicionó como la continuidad del populismo, un populismo de Barrio Norte, en una ciudad históricamente contraria a esos valores. El Estado es una deformidad, con un espectacular malgasto en el aparato político, un derroche de fondos similar al que hacía el kirchnerismo en el país”.

“Estoy trabajando desde hace algunas semanas con varios actores. Ya tuve contactos fluidos con Yamil Santoro, José Luis Espert y con el Partido Autonomista Nacional de Romero Feris. Y también con un grupo cercano a Ricardo López Murphy y a Roberto Cachanosky. Yo quiero ser el candidato de unión de la centroderecha”, dijo ante Perfil.

“Por ejemplo, es una barbaridad la cantidad de cortes de calle. No hay ciudad del mundo que tenga este panorama. En 2018 hubo un promedio de cuatro piquetes por día. Me importa el derecho de los ciudadanos, no el de los que atentan contra la libertad. ¡Andá a cortar una calle en Nueva York! Solo en Buenos Aires permitimos tal atropello”, agregó.