Del ASPO al DISPO en AMBA: termina el aislamiento social y habrá más flexibilidad, con acento en los cuidados

Lo adelantó el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, quien detalló cómo se trabaja en nuevas aperturas, incluídas el teatro.

El presidente de la Nación, Alberto Fernández, comunicará este viernes por la tarde cómo sigue la cuarentena desde el próximo lunes. Previo al anuncio, el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, confirmó que termina el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO), que inició el 20 de marzo, en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA). En su lugar, habrá un Distanciamiento Social Preventivo y Obligatorio (DISPO).

Al respecto, Quirós dijo: “A los fines prácticos, el aislamiento significa tener que solicitar permisos para todas las actividades, pero como en la CABA eso ya venía ocurriendo y caso todos los permisos fueron otorgados no va a significar un gran cambio”.

Esta situación generará la reapertura de más actividades sociales y económicas en AMBA, a tono con el Plan de Puesta en Marcha del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Entre ellas, Quirós anticipó que se evaluarán las condiciones y sistemas de ventilación “teatro por teatro” para avanzar paulatinamente con la vuelta de esa actividad cultural, suspendida desde el inicio de la pandemia.

En este marco, este viernes por la mañana el presidente Fernández se reunirá con el gobernador bonaerense Axel Kicillof y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y por la tarde se dará el anuncio oficial.

Noticias relacionadas

Sobre este punto, el jefe de Gabinete de Ministros de la Nación, Santiago Cafiero, expuso: “Cuando el presidente decretó el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO), lo hizo con reunión previa con gobernadores y con los jefes de bancada de la oposición”. Añadió que desde el 20 de marzo, cuando se estableció, esa modalidad “acompañó al AMBA todo este tiempo”.

Cafiero subrayó ante IP que “hubo una sensible baja que viene siendo sostenida en las últimas semanas” en la CABA y el conurbano.

Así las cosas, en la Ciudad la tasa de letalidad aumentó debido a que hace pocas semanas se agregaron decesos ocurridos entre julio y agosto.

El DISPO implica que ya no serán necesarios permisos de circulación, aunque fuentes de Casa Rosada dijeron a La Nación que el transporte público será solo para esenciales, tal como ocurre ahora. También se permiten las reuniones en lugares abiertos de casas particulares y los locales podrán funcionar al 50% de su capacidad.

Más allá del anuncio oficial, muchas de estas situaciones (sobre todo reuniones sociales) ya ocurren en la CABA al menos desde septiembre, cuando la apertura de actividades fue más contundente.

El plan del Gobierno porteño es habilitar el deporte amateur con hasta 10 jugadores en actividades recreativas. Por ejemplo, retomarían las prácticas de fútbol 5. Vale mencionar que en las plazas públicas ya se ven partidos con varias personas.