Denuncian que en Buenos Aires hay 400 escuelas clandestinas de manejo

Muchos instructores se promocionan a través de la web, sin los controles pertinentes.

De acuerdo con las estimaciones que tiene la asociación que agrupa a las escuelas oficiales, en la Ciudad de Buenos Aires y el GBA funcionan 400 escuelas de manejo “truchas”.

Los números son superiores a los que maneja la Secretaría de Transporte, que certifica a los locales de instrucción de manejo que están habilitados por el Instituto de Enseñanza, quedando así bajo el control de la Agencia Gubernamental de Control.

Para la secretaría son 25 las escuelas de manejo que funcionan actualmente en el territorio, un número que se puede constatar cotejar con las ofertas de locales de instrucción que figuran en internet.

Desde la ONG Creando Conciencia aseguraron que “más allá de que existe una legislación que regula la actividad, cosa que no es menor, hay un tema importante relacionado con la seguridad de las personas; los alumnos no saben quiénes son los instructores y tampoco si tienen antecedentes penales”.

Además explicaron que “existen conocimientos prácticos, pero también teóricos. El enorme crecimiento de este mercado deja en evidencia que ni a las autoridades ni a la sociedad argentina en su conjunto les interesa la seguridad vial. Y esto es muy preocupante”.

“Muchos instructores que se venden en la web promocionan la comodidad. Pasan a buscar a los alumnos por sus casas o por el trabajo, en el horario del almuerzo. Pero la seguridad vial es mucho más importante que la comodidad” denunciaron.

Por su parte, Omar Bozzari de la Asociación Academia de Conducir de la Ciudad y propietario de Driver’s School le dijo a Clarín: “Venimos pidiendo desde hace años que nos den un canal oficial a través del cual podamos acercar nuestras denuncias. Estos instructores no cumplen con ninguna de las normas que dicta la ley y el Estado no interviene. No se hace nada por las academias, que trabajan en regla con enorme esfuerzo, y por los usuarios, que quedan desprotegidos”.