Denunciaron a Rodríguez Larreta por “abuso de autoridad” y “propagación de enfermedad peligrosa”

Este miércoles fueron presentadas al menos cuatro demandas contra el jefe de Gobierno porteño por no acatar el fallo federal para suspender las clases presenciales.

Al menos cuatro denuncias penales fueron radicadas este miércoles contra el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, por no cumplir el fallo de la Justicia federal para suspender las clases presenciales.

Las dos primeras denuncias fueron hechas por los abogados Juan Leotta y Darío Liurgo. Son sobre la presunta “violación de medidas contra la propagación de una epidemia, resistencia o desobediencia a funcionario público y abuso de autoridad”. Quedaron radicadas en el juzgado federal 10, a cargo de Julián Ercolini.

La Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) de la CABA presentó otra demanda. El secretario general de ATE Capital y secretario adjunto de la CTA, Daniel Catalano, denunció a Rodríguez Larreta por “propagación de enfermedad peligrosa y contagiosa, envenenamiento culposo de medicinas, violación de medidas, resistencia o desobediencia a funcionario público, abuso de autoridad e incumplimiento de deberes”.

Noticias relacionadas

Por su parte, el abogado Adrián Albor denunció a Rodríguez Larreta por “asonada” en una presentación que quedó sorteada en el juzgado federal de María Servini.

Además, la abogada Valeria Carreras amplió su acusación en otra demanda iniciada esta semana en el juzgado federal de María Servini. Pidió al Juzgado Federal 1 que investigue al jefe de Gobierno por “resistencia o desobediencia a funcionario público, abuso de autoridad y violación de medidas contra la propagación de una epidemia”.

La abogada sostuvo que Rodríguez Larreta actuó “a sabiendas de la ilegalidad en insistir con la presencialidad de los alumnos a clases en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires” tras el fallo al respecto firmado ayer por el juez en lo Contencioso Administrativo Federal Esteban Furnari.

Carreras le reclamó a la Justicia que “ordene impedir el acceso a las escuelas del ámbito de la ciudad de Buenos Aires” con “el apoyo de la fuerza pública”.