Desde 2019 el estacionamiento regulado pasará de 4.000 a 85.000 lugares en las calles porteñas

La Ciudad ya ratificó la compra de 2.200 terminales inteligentes a una empresa francesa y el uso de 11 playas de acarreo.

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires ampliará el estacionamiento regulado de 4.000 a 85.000 lugares durante 2019. Además, cambiará las tickeadoras actuales por 2.200 terminales multipropósito que permitirán pagos con tarjeta o SUBE.

Semanas atrás la Legislatura porteña aprobó un proyecto de ley del Poder Ejecutivo para enmendar la ley de estacionamiento regulado de 2016 y así permitir que se utilicen 11 playas de acarreo, dividiendo a la Ciudad en cinco zonas.

Actualmente el estacionamiento regulado funciona de 8.00 a 21.00 en días hábiles y de 9.00 a 13.00 los sábados. Con el nuevo sistema, el estacionamiento se encontrará tarifado en el siguiente horario: días hábiles de 8.00 a 20.00; sábados: de 8.00 a 13.00; domingos y feriados: no tarifado.

Se establecerán dos tipos de tarifas diferentes. Ciertas áreas tienen gran movimiento comercial y, por lo tanto, mucha afluencia de tránsito. En esas zonas se priorizará que haya mayor rotación vehicular, para que más gente pueda estacionar, hacer su trámite o compra, e irse para dejar lugar al que viene. Allí, por ejemplo, aplicaremos la tarifa progresiva.

Con la tarifa progresiva, el visitante paga 100% de una tarifa cuyo valor de la hora aumenta conforme permanece más tiempo estacionado. El residente en la cercanía a su domicilio, no paga. Con la tarifa simple, el visitante paga 100% de una tarifa cuyo valor es constante; el residente en la cercanía a su domicilio no paga.

Para acreditar la residencia, los vecinos podrán tramitar un permiso electrónico para estacionar de manera gratuita en las inmediaciones de su domicilio.