Despidos y conflicto sindical en el Canal de la Ciudad

Representantes gremiales denuncian un "lockout patronal". Desde el Gobierno porteño sostienen que se trata de contratos que no fueron renovados por "razones profesionales" y por la posterior toma del edificio de la calle Guardia Vieja.

Representantes gremiales denuncian un “lockout patronal”. El Gobierno porteño sostiene que se trata de contratos que no fueron renovados por “razones profesionales” y por la posterior toma del edificio de la calle Guardia Vieja.

Este jueves por la mañana, la asamblea de trabajadores del Canal de la Ciudad brindó una conferencia de prensa en la esquina de Agüero y Guardia Vieja (Balvanera, Comuna 3), donde se desarrollan las actividades de la señal.

Allí denunciaron que la persiana del inmueble está baja desde hace nueve días, cuando se produjo el despido de 19 personas. La asamblea ligó estas cesantías con el caso de otros cinco echados a principio de año.

Durante la conferencia, los representantes gremiales dejaron manifiesto su “temor a que sean más” los despidos en la señal porteña.

Los trabajadores recibieron el apoyo y acompañamiento de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), el Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBA), la asamblea de trabajadores de la TV Pública. También del Defensor Adjunto del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, Gabriel Fuks.

Por su parte, fuentes oficiales indicaron a Pura Ciudad que los casos son 25: “hubo seis contratos que no se renovaron por razones profesionales a principios de año, y luego se sumaron 19 no renovaciones por la ocupación del canal, que liberaron después”. Sobre esto existe un contrapunto ya que los trabajadores niegan haber tomado el edificio y sostienen que solo hicieron una asamblea.

La fuente del Gobierno porteño consultada por este medio agregó que, a pesar del conflicto, “Hoy estamos estrenando nuevos ciclos y sentados a una mesa de negociación con ATE”.

En tanto, versiones periodísticas indicaron que. en las últimas horas, la Ciudad ofreció reincorporar a ocho personas. Esa versión no fue desmentida ni ratificada por la alta fuente a la que accedió Pura Ciudad.