Detuvieron a otros dos comisarios porteños acusados de encubrir el crimen de Lucas González

El juez Martín del Viso tomó la decisión al escuchar una charla telefónica entre los uniformados donde hablan de “mocaso” y “emprolijar” lo ocurrido. De este modo, ya son 16 los policías detenidos, tres por el homicidio y 13 por intentar modificar la evidencia.

El juez Martín del Viso dispuso la detención de dos comisarios de la Policía de la Ciudad, acusados de encubrir el crimen del adolescente Lucas González, ocurrido en Barracas (Comuna 4) el 17 de noviembre de este año. De este modo, ya son 16 los policías arrestados, tres por el homicidio y 13 por intentar modificar evidencia.

Se trata de Daniel Santana, jefe de la Comisaría Comunal 4 a cargo de todas las dependencias de La Boca, Barracas, Nueva Pompeya y Parque Patricios, y de Rodolfo Ozan, comisario de la Comisaría Vecinal 4 A (Zavaleta 425).

El magistrado tomó la decisión, que en principio había rechazado, al obtener escuchas suministradas por la Dirección General de Apoyo Tecnológico a la Investigación Penal donde los uniformados hablan de “emprolijar esta cagada” y “justificar” el “mocaso” cometido por los policías de la brigada Gabriel Isassi, Fabián López y José Nieva, acusados de ser autores materiales del asesinato del menor de edad.

A las 9.59 del miércoles 17 de noviembre Du Santos preguntó: “¿Qué pasó, Rodo? ¿se mandaron un moco?”. “Un re mocaso (sic) boludo. Le dije a Inca que está como subcomisario que vaya y busquen lo que tengan que buscar para justificar esto. Yo ahora lo llamo a Santana. ¿Por qué no lo llamas al ‘perro’ (Juan Romero, también detenido) y le decís que venga para emprolijar esta cagada?”, responde Ozan.

Este comisario reconoció que Lucas y sus tres amigos no estaban cometiendo delito alguno: “Son cuatro pendejitos jugadores”. “El tiro está de atrás hacia adelante, negro, y le voló el frasco”, describió sobre el disparo que impactó contra la cabeza de González.