Detuvieron a una funcionaria judicial y el líder del sindicato se encadenó a la comisaría

Vanesa Maida pasará la noche en un calabozo por golpear un auto que bloqueaba una rampa que su madre en silla de ruedas necesitaba utilizar. Julio Piumato repudió la decisión y reclama su liberación.

La jueza María Botana ordenó la detención de la abogada y funcionaria del Poder Judicial de la Ciudad de Buenos Aires, Vanesa Maida, de 43 años, acusada de golpear el auto de una mujer que lo había dejado estacionado bloqueando una rampa de accesibilidad por que la imputada pensaba utilizar para pasar con su madre, quien se encontraba en una silla de ruedas.

La decisión de la magistrada, apoyada por el fiscal Néstor Maragliano, fue repudiada por la Unión de Empleados de Justicia de la Nación (UEJN). El líder de ese gremio, Julio Piumato, se encadenó a la baranda de la entrada de la dependencia judicial.

“Desde la UEJN repudiamos la arbitrariedad manifiesta del fiscal Roberto Néstor Maragliano que tiene detenida a una funcionaria judicial, Vanesa Maida, del MPF de la ciudad de Buenos Aires y pretende dejarla toda la noche en el calabozo.
Dicha detención se produjo mientras la funcionaria trasladaba a su madre en sillas de ruedas y al bajar la rampa se vió impedida de utilizarla por estar bloqueada por un vehículo, lo que generó una discusión callejera y la Intervención del personal policial”.

La madre discapacitada de Maida quedó en su casa con personal policial para acompañarla, dada sus limitaciones de movilidad, y la imputada fue detenida en la alcaldía de la Comisaría Comunal 10 del barrio porteño de Floresta.

Ante el repudio gremial, voceros de la Policía de la Ciudad destacaron que “la decisión fue judicial y la Policía de la Ciudad, como auxiliar de la Justicia, acata las ordenes que dispone la misma”.

El parte policial describió el hecho del siguiente modo: “Personal policial interventor de bancario, tomo conocimiento de una incidencia en dicha intersección, de la cual eran parte la damnificada y la imputada, estableciendo que esta ultima, a raiz de la discusión asesto un golpe de puño en el parante trasero lado acompañante del rodado marca Nissan March propiedad de la damnificada. Efectuada consulta judicial correspondiente se dispuso detención de la imputada, secuestro del rodado dañado y demás diligencias de rigor”.