Detuvieron dos veces a un motochorro por robar celulares en Villa Urquiza

El ladrón fue detenido en abril y en septiembre. En la última ocasión protagonizó un raid que terminó con un choque en la vía pública.

Un motochorro de 27 años fue detenido dos veces en las inmediaciones del barrio porteño de Villa Urquiza (Comuna 12), pero que pese al pedido de un fiscal, sigue libre.

Fue arrestado por primera vez en abril de 2018. Le encontraron 11 teléfonos en un bolso, pero la Justicia lo liberó para que esperara el juicio en libertad.

Ese día el ladrón debió ser traslado al Hospital Pirovano (Monroe 3555) por los golpes que recibió por parte de los vecinos que lo tiraron de su moto, sin patente, cuando intentaba robar un nuevo teléfono.

El motochorro fue imputado por robo por el fiscal José María Campagnoli, a cargo de la Fiscalía de Distrito de Saavedra y Núñez. El caso quedó a cargo del juez nacional en lo Criminal y Correccional N° 18, Pablo Ormaechea, que lo dejó en libertad a pesar de que el fiscal pidió que quedara detenido, consignó Radio Mitre.

En septiembre, estando procesado, cayó otra vez. Durante su raid delictivo arrebató nueve aparatos más en apenas tres horas, pero terminó chocando.

Durante su fuga se cruzó con una camioneta en avenida De los Constituyentes y La Pampa, en Villa Urquiza (Comuna 12). Chocó y sufrió una doble fractura en una pierna, por lo que debió ser asistido por la Policía de la Ciudad y la ambulancia del SAME.

Ahora, Campagnoli, el fiscal del primer caso pidió que fuera citado a indagatoria y que quedara en prisión preventiva, pero todavía no logró una respuesta positiva.

Esto sucedió en noviembre. En la investigación posterior, se pudo comprobar que antes de chocar, el ladrón había robado nueve celulares en tres horas durante el 7 de septiembre y otros tres aparatos el mismo día en que cayó preso. Así, el fiscal lo imputó por 12 casos de “robos consumados que concurren en forma real entre sí”.

Pero la Justicia no hizo lugar al pedido y el fiscal apeló la medida el 13 de diciembre. Para Campagnoli, la segunda detención del motochorro luego del choque en Villa Urquiza es un agravante de su situación procesal en la primera causa.