Doble crimen de Congreso: 45 años y prisión perpetua para los dos acusados de matar a Olivares y su asesor

Se los encontró culpables de cometer un “homicidio agravado por alevosía”. Juan José Navarro Cádiz (27) es el confeso autor de los disparos y su primo Juan Jesús Fernández (44) operó como partícipe necesario. Otras siete personas fueron absueltas o recibieron condenas en suspenso.

El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) N° 9 de la Ciudad de Buenos Aires condenó este lunes a 45 años de cárcel y a prisión perpetua a los dos principales acusados de asesinar al diputado riojano Héctor Olivares (61) y su asesor Miguel Yadón (58) en mayo de 2019 en la Plaza Congreso (Comuna 1).

Se los encontró culpables de cometer el delito de “homicidio agravado por alevosía reiterado en dos ocasiones”. El TOC le aplicó al confeso autor material de los disparos, Juan José Navarro Cádiz (27), la pena de 45 años de prisión como autor del hecho y la perpetua para su primo Juan Jesús Fernández (44), como partícipe necesario.

Navarro Cádiz fue detenido en Uruguay y para lograr que sea extraditado, en su momento se fijó como condición la imposibilidad de que sea condenado a perpetua.

Navarro Cádiz también fue condenado por la “portación de arma de guerra” y el TOC 9 dispuso en otros de sus puntos “poner a disposición del fiscal los testimonios y las piezas procesales que considere necesarias para que formule las denuncias pertinentes” en relación a la posible abuso sexual de su esposa, Rocío Michel Montoya (22), consigna Télam.

El TOC resolvió el decomiso del auto Volkswagen Vento usado en el ataque contra Olivares. Es propiedad del condenado Fernández. También del arma homicida, la pistola semiautomática Bersa Thuder .40 con mira láser.

Previo al dictado de la sentencia, Navarro Cádiz volvió a pedir perdón y dijo que nunca quiso “lastimar a nadie, ni mucho menos matar a nadie”. Su primo Fernández afirmó que era “inocente” y que no tuvo “nada que ver esa noche con ninguno de los hechos ocurridos”.

El caso tuvo otros siete acusados, de los cuales cinco fueron absueltos (entre ellos Rocío Michel Montoya). Dos recibieron condenas en suspenso de hasta dos años y ocho meses de prisión.

El 9 de mayo de 2019 a las 6.50 Olivares y su asesor entrenaban sobre la Plaza Congreso, a la altura de avenida de Mayo entre Luis Sáenz Peña y Virrey Cevallos. En ese momento, les dispararon desde un Volkswagen Vento sin mediar palabra alguna.

El asesor Yadón cayó muerto de tres disparos (en el cuello, la axila y la pelvis). Olivares fue herido en el abdomen y murió a los tres días.

La División Homicidios de la Policía Federal investigó las cámaras de seguridad de la zona y pudo dar con el paradero de los acusados.

Por tratarse del asesinato de un diputado de la Nación, se habló al principio de un crimen político. No obstante, el juez Mariano Iturralde y la fiscal Estela Andrades concluyeron que fue “una práctica de tiro sobre dos blancos móviles indefensos, derivada del placer por desahogar el instinto de matar sin otro motivo que el de probar el arma y su mira láser”.