Docentes porteños anunciaron un paro para el miércoles 23 de mayo

Será la cuarta medida de fuerza desde que iniciaron las clases. Piden una recomposición salarial, la apertura de la Paritaria Nacional Docente y rechazan el proyecto UniCABA.

El miércoles 23 de mayo los docentes afiliados en la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE – CTERA) harán un paro para pedir una recomposición salarial y en rechazo a la creación de la UniCABA, universidad de docentes que englobaría a los 29 profesorados públicos porteños y que el Gobierno porteño impulsa para “jerarquizar” la carrera.

En un comunicado, UTE pidió al Ministerio de Educación de la Ciudad, dirigido por Soledad Acuña, “la inmediata recomposición salarial que compense la pérdida de poder adquisitivo de los docentes”.

UTE y otros gremios como Ademys piden un 24% de aumento salarial para el 2018. Ciudad ofreció un 15% en tres cuotas: un 8% en marzo, un 4% en agosto y un 3% en octubre, con cláusula de revisión (no es “gatillo”) en septiembre.

La administración porteña dará un bono por capacitación de hasta $4.000 por año para quienes terminen los cursos de contenidos prioritarios. Habrá hasta un 5% de adicionales por títulos de grado o maestría.

El debate por la UniCABA continúa en la Comisión de Educación, presidida por el legislador oficialista Maximiliano Ferraro (Vamos Juntos). La semana pasada, hubo una marcha donde miles de estudiantes y docentes se congregaron en el centro porteño para rechazar este proyecto de universidad.

Con el patrocinio del Ministerio Público de la Defensa (MPD), a través del defensor Ramiro Dos Santos Freire, un grupo de rectoras y rectores del Consejo de Educación Superior de Gestión Estatal de CABA presentaron un amparo contra la implementación de la UniCABA, en caso de que la Legislatura porteña vote en su favor.

El amparo sostiene que “se desconoce el trabajo que realizan los 29 institutos de formación terciaria, la experiencia y la práctica adquirida”. Finalmente hace referencia a que “no se dan estudios publicados que analicen si la formación docente en una universidad es mejor o peor, en términos cualitativos, que la de los egresados de los institutos”, ni “estadísticas sobre la supuesta falta de docentes que resolvería la UniCABA”. “En definitiva, estamos ante un proyecto vacío de contenido, que no aporta ningún detalle de cómo se va a llevar adelante y que dice poco sobre lo que propone”, concluyó Dos Santos.

Esta es la cuarta medida de fuerza a nivel porteño. El 5 y 6 de marzo, en el inicio de clases, habían hecho protestas. Se sumó la jornada del 6 de abril.