Docentes porteños harán paro el lunes 5 y el martes 6 de marzo

Rechazan la oferta del GCBA de 12% de aumento salarial en tres cuotas. Suman al reclamo la falta de vacantes y las obras para la escuela para chicos en situación de calle Isauro Arancibia y La Banderita de la Villa 31.

Tras un plenario de delegados y congresales, la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) de la ciudad de Buenos Aires convocó a un paro para los días 5 y 6 de marzo en rechazo al 12% de aumento salarial en tres cuotas y sin cláusula “gatillo” ofrecido por el Gobierno porteño.

El titular de ése sindicato, Eduardo López, incluyó en la protesta la falta de vacantes y las demoras en obras para la escuela Isauro Arancibia, demolida por las obras del Metrobús del Bajo, y la escuela La Baderita, que también fue demolida en el marco de la urbanización de la Villa 31 y mientras se construye un importante Polo Educativo para los estudiantes del futuro barrio.

En declaraciones televisivas, López indicó que habrá una marcha de la comunidad educativa al ministerio de Educación. En tanto, aclaró que este jueves 1 y viernes 2 de marzo, previo al inicio de las clases en secundarias de la CABA, los alumnos que se hayan llevado materias podrán rendir con normalidad los exámenes que definirán si pasan de año.

En tanto, el Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires convocó para este miércoles a una nueva reunión con los 17 gremios docentes del distrito, mientras que el secretario general de la UTE Eduardo López ya anticipó que ese sindicato “volverá a rechazar” la oferta de 12 por ciento.

La reunión, informaron fuentes de la cartera educativa porteña, se realizará a las 15 en la sede ministerial, ubicada en la avenida Paseo Colón al 200, informa Télam.

“Si el aumento que nos proponen es el 12 por ciento lo vamos a rechazar. La Ciudad nos está ofreciendo un aumento inferior al de la provincia de Buenos Aires, donde se quiere dar un 15 por ciento. Así, es difícil que las clases empiecen”, señaló López.

En una reunión llevada a cabo el martes pasado, el Ejecutivo propuso una mejora del 12 por ciento en tres tramos, y desde el UTE se reclamó un incremento del 24 por ciento.

Los gremios docentes demandan además la aplicación de la cláusula gatillo como garantía ante “un eventual avance de la inflación más allá de ese número”.

El gobierno porteño propuso en la primera reunión efectivizar el aumento en tres cuotas: un 6 por ciento en marzo, un 3 en agosto y otro tanto en octubre y propuso liquidar una suma de hasta 4.000 pesos anuales para quien realice capacitaciones de la escuela de maestros.

El Ministerio informó que ante la ausencia de acuerdo, en marzo próximo liquidará 600 pesos por cargo (hasta dos cargos), es decir, 30 pesos por hora cátedra hasta 40 en concepto de adelanto por paritarias, lo que se sumará a los 400 pesos abonados durante los últimos tres meses.