Docentes porteños y bonaerenses van al paro este martes

La medida de fuerza, convocada a nivel nacional por Ctera, es en solidaridad con los maestros reprimidos en la provincia de Chubut.

Este martes 3 de junio habrá paro de maestros en las escuelas porteñas de gestión pública y privada y de la provincia de Buenos Aires, a raíz de que los gremios UTE, encabezado por Eduardo López, y SUTEBA, comandado por Roberto Baradel, y SADOP, entre otros de distintas partes del país, decidieron adherir a la medida de fuerza convocada a nivel nacional por Sonia Alesso, titular de Ctera, central docente que integran estas organizaciones sindicales locales.

Además, los gremialistas se movilizarán hasta el ministerio de Educación de la Nación, en una marcha que partirá poco antes del mediodía desde Callao y Corrientes, por lo que se espera que el tránsito en la zona se vea afectado.

“La represión es el límite” es una de las consignas principales de los convocantes al paro.

En la provincia de Chubut los docentes y empleados púbicos están en un serio conflicto desde hace más de tres meses por la falta de acuerdo en torno a la pauta salarial en el marco de las paritarias. Hubo paros, tomas y cortes de ruta, y la gobernación encabezada por Mario Arcioni respondió con represión el martes pasado.

Según consigna Página/12, pese a que desde el gobierno sostienen que “no hay fondos” para aumentar los sueldos y que “la única solución es el ajuste”, en el primer trimestre del año las cuentas públicas provinciales arrojaron un superávit de 1.400 millones de pesos en el marco de una mejora de los ingresos por regalías petroleras como consecuencia de la suba del precio del petróleo y el dólar.

Así las cosas, el Gobierno de Chubut dará este martes un aumento por decreto, que compensaría una diferencia relativamente menor (300 pesos, según estimaciones) que estaba trabando el avance de las negociaciones.

Sin embargo, el eje de la medida de fuerza de mañana está principalmente vinculada a la represión contra los docente y segundo lugar a las cuestiones económicas.

“La represión es nuestro límite, si tocan a uno nos tocan a todos. Paro nacional para decir no a la represión y no a la violencia”, afirmó Alesso la semana pasada durante una conferencia de prensa.