El 20% de los hogares porteños es pobre y la clase media ronda el 48,4%

Son datos del cuarto trimestre de 2020 y muestra “una mejora en relación a los dos trimestres anteriores”. En enero una familia tipo debía superar los $ 54.366 de ingresos para no ser pobre.

La Dirección General de Estadística y Censos de la Ciudad de Buenos Aires informó que en el cuarto trimestre de 2020 la pobreza alcanzó al 20,2% de los hogares porteños y al 24,9% de las personas. Los sectores de “clase media” representan al 48,4% de CABA y la clase acomodada, al 10%.

Pese a lo desalentador de la cifra, fuentes oficiales advierten que se muestra “una mejora en relación a los dos trimestres anteriores, pero todavía en niveles elevados que los colocan como las marcas más altas de la serie iniciada en 2015 para un cuarto trimestre”, según el informe llamado Condiciones de vida en la Ciudad de Buenos Aires: indigencia y pobreza por ingresos y estratificación. 4to. trimestre de 2020.

En tanto, en el informe Líneas de pobreza y Canastas de consumo para la Ciudad de Buenos Aires. Enero de 2021 se detallaba que una familia tipo (dos adultos con trabajo y propietarios a cargo de dos menores) tenía que superar los $ 28.791,13 de ingresos para no ser indigente, los $ 54.366  para no ser pobre y los $ 83.499,63 para integrar la clase media. En breve estarán los datos de febrero.

En cuanto al informe de condiciones de vida, expone que, en la comparación interanual, caen en la pobreza 53.000 hogares y 82.000 personas, lo que en puntos porcentuales representa un cambio de 4,1 pp en hogares y 2,6 pp en personas. En particular, pasan a la indigencia unos 42.000 hogares y 111.000 personas.

La indigencia, alcanza así al 7,8% de los hogares (101.000 hogares) y al 10,1% de las personas (312.000 personas). Su expansión es la más alta de todos los estratos, tanto en términos absolutos como relativos y su nivel, es el mayor de la serie histórica para un cuarto trimestre

Noticias relacionadas

Casi un tercio de los hogares en condición de indigencia (unos 20.000) tuvieron ingreso cero en el período, como resultado del aumento en la desocupación y la inactividad de sus miembros. A modo de referencia, un año atrás, los hogares en los que ningún miembro tenía ingreso estaban por debajo de los 7.000 hogares.

Los demás estratos se reducen, excepto los del sector “medio frágil” que se amplía al recibir los que descienden desde el “sector medio”. Esto implica un empobrecimiento generalizado de la población de la Ciudad. Caen las porciones de los que no alcanzan a costear la Canasta Total del Sistema de Canastas de Consumo, los sectores medio y los acomodados. Estos dos últimos, achican tanto su participación que adquieren los segundos valores más bajos de la serie (solo superados por los dos trimestres anteriores).

Si se suman los hogares que, aunque acceden a la Canasta Básica Total, no logran costear la Canasta Total, denominados no pobres vulnerables y equivalentes al 10,5% de los hogares y 10,7% de las personas, el porcentaje de hogares en condición de vulnerabilidad asciende a 30,7% (35,6% de las personas).

El sector medio frágil, ubicado entre los hogares en condición de vulnerabilidad y los sectores medios está integrado por otro 10,2% de los hogares y 9,8% de las personas en este trimestre.

Los sectores medios asociados a la “clase media”, que representan 48,4% de los hogares de la Ciudad de Buenos Aires en el período (unos 631.000 hogares y 1.411.000 personas), se reducen en 3,8 pp al medirse en hogares y 2,7 pp al medirse en personas (49.000 hogares y 83.000 personas menos).

Los sectores acomodados de la Ciudad de Buenos Aires, disminuyen su porción al 10,7% de los hogares de la Ciudad y el 8,7% de las personas en el período.