El Banco Ciudad ofrece cuentas bancarias gratuitas para consorcios

Es la cuarta medida que implementa el Gobierno porteño para bajar el costo de las expensas.

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires implementa la cuarta medida para bajar el costo final de las expensas. Ahora el Banco Ciudad ofrece la Cuenta Consorcio, la primera cuenta corriente totalmente gratuita del sistema financiero argentino diseñada para estas administraciones. Estiman que se podrán ahorrar hasta $7.200 al año en cada consorcio.

Esta medida abre la posibilidad a que los consorcios gestionen créditos a fin de hacer mejoras edilicias o financiar el mantenimiento de las unidades. Los vecinos también pueden obtener una cuenta individual gratuita y acceder mediante la tarjeta de débito a todos los beneficios que brinda el banco porteño.

La Cuenta Consorcio incluye una cuenta corriente con chequera para efectuar pagos a proveedores. Permite que el administrador habilite para el consorcio los servicios de recaudación como por ejemplo Link Pagos Express, Débito automático, transferencias por Home Banking y Depósitos por Terminales de autoservicio TAS.

Se garantiza la inclusión de todas las cuentas sueldo que necesite el consorcio para el personal del edificio. Estarán 100% bonificadas.

“Seguimos adelante con el plan de medidas para reducir los costos que engrosan nuestras expensas. Hemos realizado un trabajo en conjunto con el Banco Ciudad para que ofrezca una cuenta gratuita que cubra todas las necesidades de los consorcios como el pago a proveedores, la inclusión de las cuentas sueldo para el personal y distintas líneas de créditos que permitirán mejorar la situación de los edificios”, afirmó Facundo Carrillo, secretario de Atención y Gestión Ciudadana.

Con las cuatro medidas ya implementadas se estima que puede haber un ahorro de hasta $40.200 al año por consorcio. Las otras tres medidas son: eliminar el certificado de edificio seguro por redundante;  la desinfección, que dejará de ser un requisito mensual y se hará con la periodicidad que decidan los vecinos; derogar el libro de datos periódicos por considerarlo burocrático.

El anuncio bancario significa la aplicación de la cuarta medida de un total de 14 que componen el plan para hacer bajar los costos que conforman las expensas. Una vez que estén todas operativas, estiman que el consorcio hará un ahorro de hasta $100.000 en un edificio tipo de 10 pisos con 20 unidades.

La Legislatura porteña aprobó la primera lectura de dos medidas para ahorrar. Consisten en que ya no será obligatorio construir edificios con vivienda para encargados. Fuentes oficiales indican que puede haber un ahorro de hasta $ 57.800 al año. La otra apunta a que no sea obligatorio construir ni mantener las instalaciones fijas secas contra incendio (mangueras). Se puede ahorrar hasta $21.000 al año.