El FdT porteño pide informes para saber si hubo pago con “sobrecosto” de bolsones de comidas

El bloque del Frente de Todos (FdT) en la Legislatura porteña presentó hoy un pedido de informes al Ejecutivo local sobre la contratación a una empresa proveedora de bolsones de comida, para saber si se pagó “un sobrecosto” en la compra de un servicio destinado a la asistencia alimentaria en barrios vulnerables, en el contexto de la pandemia del coronavirus.

El requerimiento fue presentado por el presidente de la bancada, Claudio Ferreño, y acompañado por los diputados que integran ese bloque, para conocer en detalle el proceso del acta administrativa mediante la cual se adjudicó una contratación a la empresa Bueno y Sano Catering para la adquisición de bolsones de alimentos.

En el pedido de informes, el FdT precisa que el 23 de junio, el Instituto de la Vivienda de la Ciudad (IVC) dispuso el pago de 12 millones de pesos a Bueno y Sano Catering para la compra de 10 mil bolsones de alimentos destinados a abastecer a barrios vulnerables, a través de un gasto que, consideró, de “imprescindible necesidad” por la pandemia.

“Según distintos medios periodísticos y ONGs, tales como el Observatorio por el Derecho a la Ciudad, se evidencia que existe un claro sobrecosto en relación al precio minorista de los productos efectivamente entregados, que oscilaría en torno a los 600 pesos contra los 1200 pesos que detalla la compra realizada por el IVC”, advirtieron desde el bloque opositor porteño.

En ese marco, consideraron que “el Gobierno porteño y algunos de sus organismos descentralizados continúan evidenciando un déficit en términos de poder de compra”.

“Resulta inaceptable que un actor con la capacidad presupuestaria del Estado porteño compre mal y pague mal, contratando intermediarios como la mencionada empresa que hace de mero pasamanos entre los productores de alimentos y los vecinos de nuestros queridos barrios”, resaltaron en su presentación.

“No es un caso aislado ya que hemos visto como, por ejemplo, se han comprado barbijos a empresas de servicios informáticos que nada tienen que ver con el rubro de la salud, entre diversas irregularidades que fueron oportunamente denunciadas”, añadieron.