El Frente de Todos pide que el convenio con IRSA en Costanera Sur se trate en comisión y no llegue al recinto

Está previsto que este jueves la Legislatura debata el proyecto.

El Frente de Todos busca evitar que el convenio del Gobierno de la Ciudad y la firma IRSA para la cesión de terrenos en Costanera Sur pueda ser tratado y, consecuentemente, aprobado, este jueves en la Legislatura porteña. Claudia Neira, integrante del bloque opositor, presentó una nota en el cuerpo legislativo para exigir que el proyecto sea debatido en la Comisión de Uso y Protección del Espacio Público antes de ser llevado al recinto.

La legisladora es la presidenta de esa comisión. Mediante una nota de observación, Neira asegura que la presidencia del cuerpo ha “excluido explícitamente a la única comisión que tiene competencias originales en este tema”, en referencia a la que encabeza, y que a la vez es la única presidida por un integrante del bloque opositor a Juntos por el Cambio.

El Despacho N° 0220/2021, con fecha 26 de julio, contiene los lineamientos del proyecto impulsado por el Gobierno. Este fue debatido y obtuvo dictamen en las comisiones de Planeamiento Urbano y Presupuesto, y por ello quedó en condiciones de ser tratado en la sesión de esta semana. El oficialismo tiene mayoría, por lo que no encontraría trabas para ser aprobado en primera instancia.

“Crear y mejorar el espacio público en la Ciudad es un tema prioritario y debe ser analizado en detalle. En estas condiciones pretenden votar una construcción en la parcela más grande y más cara de Buenos Aires”, refutó Neira en la nota. A su vez, hizo foco allí en la celeridad que se pretende dar al texto, dado que “en 6 días se presentó el proyecto, se reunieron las comisiones y quedó el condiciones de ser votado”.

Foto: Legislatura porteña

Si el pedido de la diputada fuera considerado, la propuesta oficial requeriría sumar el dictamen de Uso y Protección del Espacio Público, lo que impediría que llegue al recinto este 5 de agosto.

“Nunca hemos logrado que el Ejecutivo explique cuál es su planificación, ni los modelos de gestión de los escenarios de urbanización destinados a desarrollos inmobiliarios”, lamentó la legisladora, quien por el contrario, sostuvo que “la única política es la celebración sistemática de convenios urbanísticos bajo una lógica regida por los proyectos de los privados”.

El convenio entre la Ciudad y la compañía IRSA propone permitir que los terrenos que tiene en la Costanera Sur lindantes con la Reserva Ecológica, actualmente solo habilitados para el uso deportivo, puedan también acoger áreas residenciales (de hasta 145 metros de altura) y comerciales. Allí se pretende construir el emprendimiento “Costa Urbana”, y como contraprestación, la empresa dispondría de 41 hectáreas para uso público.

En su nota, la legisladora Neira sostiene que “el sector urbano donde se encuentra localizado el actual predio representa un área estratégica de la Ciudad”, y que el Gobierno no buscó mecanismos que posibiliten la transferencia de constructibilidad a otros sectores donde el desarrollo residencial y de espacios públicos resultaría más deseable”.