El Gobierno bonaerense destacó la labor de los policías que detuvieron a José López

El ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, afirmó que el exsecretario de Obras Públicas “habría querido sobornar” a los efectivos; en el mismo sentido, su par de Justicia, Gustavo Ferrari, destacó la “preservación de las pruebas”.

El gobierno de la provincia de Buenos Aires realizó, a través de los ministros de Seguridad y de Justicia, una conferencia de prensa para brindar detalles a la prensa sobre la detención del exsecretario de Obras Públicas de la Nación, José López, en un monasterio del partido bonaerense de General Rodríguez.

En primer lugar, el titular de la cartera de Seguridad, Cristian Ritondo, felicitó a los efectivos policiales que intervinieron en el operativo y destacó que “pocas veces se ha visto un procedimiento de estas características”.

En el mismo sentido, el flamante ministro de Justicia, Gustavo Ferrari, destacó la “preservación de las pruebas”, es decir, del dinero, las joyas, relojes y el arma calibre 22 que presuntamente tenía en posesión el hombre cercano al exministro Julio de Vido.

Ritondo afirmó, poniendo énfasis en el uso del potencial, que López, tras ser sorprendido arrojando bolsos por arriba del muro del monasterio, “habría querido sobornar a la Policía”. Ante la sorpresa de las monjas, y siempre al decir de Ritondo, López les dijo a las hermanas que los efectivos “le querían robar el dinero que llevaba para donar” al establecimiento religioso”. También contó Ritondo que López tenía libre acceso.

El dinero, una cifra no precisada de dólares, euros, yenes y hasta riyal catarí, la moneda de Qatar, así como el resto de los bienes -entre los que había seis relojes de lujosas marcas- fue encontrado en bolsos que habían sido arrojados desde un auto y otros en el baúl del vehículo. En ése sentido, Ritondo precisó que “no estaba enterrando el dinero ni tenía una pala, como para hacernos pensar que iba a enterrarlo”.

López, que fue imputado por la fiscal por presunto lavado de dinero, fue alojado en la comisaría primera de General Rodríguez, solo, acompañado por dos policías del destacamento y ya recibió la revisión médica de rutina.

En la conferencia también estuvo presente el jefe de la policía bonaerense, Pablo Bressi.