El Hotel de los Inmigrantes de Retiro inauguró un moderno mirador gratuito

Desde ése sitio histórico se puede observar la Costanera y el puerto de Buenos Aires.

Desde ése sitio histórico se puede observar la Costanera y el puerto de Buenos Aires.

El Hotel de los Inmigrantes de Retiro (Antártida Argentina 1355) inauguró un mirador público y gratuito para apreciar el Río de la Plata. Lo conforman dos ascensores electromecánicos de vidrio y acero que ofrecen una vista única de la Costanera y que transportan a los visitantes hacia el Centro de Arte Contemporáneo y el Museo de la Inmigración, en el que se exhiben piezas que recrean cómo era la vida cotidiana de los primeros italianos y españoles que vivían en el hotel mientras aguardaban conseguir trabajo.

Al igual que sucede con otros elevadores en museos, tales como el Centro de Arte Reina Sofía en Madrid, España, o el Turku Art Museum, de Finlandia, esta “piel de cristal” genera transparencias que brindan la sensación de estar suspendido en el aire a la altura de la Dársena Norte del puerto de Buenos Aires, informa La Nación. Su estilo se contrapone y, al mismo tiempo, se funde en la arquitectura italiana clásica del siglo XIX del hotel, una mole de hormigón de cuatro pisos que podía albergar hasta 3000 personas.

Las dimensiones de cada uno de los ascensores son amplias, con capacidad para nueve personas. La altura total del edificio es de 24 metros y el ascensor-mirador llega hasta los 19 metros.

La instalación estuvo a cargo del estudio Soler Lama y tuvo un costo de unos $ 10.000.000, que provinieron mayoritariamente de fondos de la Universidad Tres de Febrero (Untref), del Ministerio de Educación y de la Dirección Nacional de Migraciones, organismo que funciona en un sector del mismo edificio. El proyecto cuenta con la evaluación y aprobación de la Comisión Nacional de Monumentos y Patrimonio Histórico de la Nación, ya que el hotel fue declarado Monumento Histórico Nacional en 1990.