El nuevo Código Contravencional porteño tendrá perspectiva de género

Permitirá denuncias anónimas contra acosadores y penará la instalación de pegatinas con oferta sexual.

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires modificará el Código Contravencional porteño y le incluirá una perspectiva de género.

“Las mujeres son protagonistas de la transformación más importante de los últimos años a partir de su lucha por la igualdad de género. Y en ese camino tenemos que propiciar el contexto para que se sientan seguras cuando caminan por la calle”, indicó el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

“En todo el mundo, las ciudades están adaptando tanto su infraestructura como sus reglas de convivencia para garantizar la autonomía física de las mujeres y promover su desarrollo pleno en la sociedad”, explicó por su parte Guadalupe Tagliaferri, ministra de Desarrollo Humano y Hábitat de la Ciudad.

Según el Ministerio Público Fiscal, en la Ciudad se registran tres denuncias de acoso sexual por semana. De todos modos, señalan que son pocas porque hay mujeres que no se animan a hacer la denuncia. Muchas veces están implicados familiares o empleadores. La modificación apunta a poder hacer denuncias anónimas y agilizar los trámites.

Además, se crearán dos figuras para sancionar la difusión no autorizada de imágenes y la suplantación digital de la identidad porque las mujeres, niñas y jóvenes están más expuestas al ciberacoso. Habrá agravantes cuando la víctima sea menor de edad o mayor de 70 años, cuando sea realizado por un jefe o promotor de eventos, o sea cometido por parejas o ex parejas. En la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires ya impulsaban un proyecto de ley similar.

El nuevo Código establecerá un agravante para el acoso sexual cuando las víctimas sean mujeres y/o niños, y en caso de que los agresores sean dos o más personas.

También se penará a quienes fijen pegatinas que promuevan la oferta sexual, vinculadas muchas veces con la trata de personas. Contempla también la clausura del establecimiento cuando la beneficiaria sea una empresa y/o local.

Según un estudio realizado por la Corporación Andina de Fomento (CAF), el 89% de las mujeres del AMBA (Capital y Gran Buenos Aires) entrevistadas declaró haber sufrido dos o más situaciones de acoso en el transporte público en 2017.