El nuevo Código de Edificación fomenta reutilizar el agua de la lluvia

La Legislatura porteña debatirá las reformas proyectadas por el Ejecutivo porteño, a cargo de Horacio Rodríguez Larreta.

El Poder Ejecutivo de la Ciudad de Buenos Aires envió a la Legislatura porteña el proyecto de ley para modificar el Código de Edificación, el cual plantea ahorros de energía y la reutilización de agua de lluvia.

Para regular el uso de energía se establece “instalar un medidor de agua por parcela y unidad funcional, para controlar el consumo de agua. En el Reglamento Técnico se establecerán los procedimientos para la determinación del consumo y verificación, los requisitos que deberán cumplirse para la presentación ante la autoridad de aplicación, así como el cálculo que deberá realizarse para obtener el consumo real”.

“Se promueve la captación y reutilización de agua de lluvia con el objeto de reducir el consumo de agua potable para ciertos usos específicos. Se propone el manejo de las aguas a partir de los siguientes grupos de acciones: a. Reducción de impacto de las construcciones sobre las cuencas hídricas (impermeabilización) b. Promoción de la utilización de aguas de lluvia o agua de perforación (no potable, pero no contaminada) para segundo uso (riego, limpieza de veredas, estacionamientos, patios y jardines). c. La utilización de estas aguas requerirá de una presentación de memoria técnica de ejecución ante la Autoridad de Aplicación”, explica el proyecto que se debatirá en el recinto de sesiones.

También se habla sobre tanques de ralentizacion de agua de lluvia: “La Autoridad de Aplicación reglamentará la exigencia de proyectar, para determinadas Obras de gran envergadura y en zonas de riesgo hídrico, sistemas de Ralentización de los caudales picos en momento de precipitaciones copiosas con el fin de reducir el riesgo de inundaciones y con el objeto de reproducir un drenaje natural y ser utilizados para el riego y/o limpieza de veredas y estacionamientos”.

Sobre el agua para piletas se aclara: “A efectos de evitar y disminuir factores potenciales de contaminación de aguas receptoras, se promueve la reutilización del agua de las piscinas para aquellos usos en los que no se requiriera agua potable, como en el caso del uso para riego o para descargas de inodoros”.

En cuanto al uso eficiente de energía, se destalla: “Se deberá reducir el consumo de la energía destinada al acondicionamiento térmico, iluminación y provisión de agua caliente en los edificios en función a las tecnologías más eficientes disponibles en el mercado y a través de la información de los proveedores o de las etiquetas de eficiencia energética correspondientes. Teniendo en cuenta desde el diseño, los materiales y sistemas constructivos, la adopción de estrategias de acondicionamiento pasivas y de la elección de las instalaciones técnicas de climatización y fuerza motriz. Los edificios de oficinas con superficies mayores a 10.000 m2 deberán incorporar un sistema de control que permita ajustar el encendido a la ocupación real de la zona, así como un sistema de regulación que optimice el aprovechamiento de la luz natural. El diseño del sistema eléctrico debe incorporar, en los tableros, medidores registradores para monitorear el consumo y otras magnitudes eléctricas”.

El Código de Edificación se refiere a los sistemas de acondicionamiento térmico eficientes: “Cuando los edificios dispongan de instalaciones térmicas para calefacción, ventilación y/o enfriamiento artificial, estos sistemas deberán ser energéticamente eficientes en su operación. Los sistemas de calefacción y unidades funcionales deberán contar con controles de ajuste de los niveles de operación del sistema, termostatos y sistemas de corte automático para minimizar su consumo energético bajo distintos niveles de carga operativa, condiciones climáticas y temperaturas del aire circundante. El organismo de aplicación en la materia establecerá los parámetros a considerarse en la calificación de la eficiencia energética mínima”.

La reforma contempla la incorporación de energías renovables. Sobre la Energía Solar Fotovoltaica se dice: “En aquellos casos en que se elija el uso de esta tecnología para la conversión de la energía radiante del sol en electricidad, se deberá cumplir con las pautas que se establecen a continuación”.

“Se promoverá la conversión de la energía radiante del sol en calor. Las instalaciones estarán compuestas fundamentalmente por colectores solares de placa plana o de tubos evacuados, expuestos a la luz solar y un tanque o volumen de acumulación de la energía calórica. Las características técnicas se desarrollarán en el reglamento técnico. En los casos de la climatización del agua para piscinas, el calentamiento de la misma deberá sustituirse parcial o totalmente mediante una instalación de esta naturaleza”, se añade sobre energía Solar térmica.

Obtenga actualizaciones en tiempo real en su dispositivo, suscríbase ahora.

error: