El paro nacional, con “alto acatamiento” y cortes en los accesos a la Ciudad

La CGT, las dos CTA y otros gremios reclaman paritarias sin techo y rechazan la política económica del Gobierno nacional.

Este lunes 25 de junio se desarrolla un paro nacional convocado por la Confederación General del Trabajo (CGT) y que cuenta con el apoyo de las dos CTA (Autónoma y de los Trabajadores). Según los delegados, tiene “alto acatamiento”. Es para pedir paritarias sin techo y repudiar las medidas económicas del Gobierno nacional, como el acuerdo con el FMI y los aumentos en tarifas. No hay subtes, trenes, colectivos ni aviones. Además, desde temprano sectores de izquierda bloquearon los principales accesos a la Ciudad de Buenos Aires: el puente Pueyrredón, la autopista del Oeste, la Autopista Buenos Aires-La Plata y la Panamericana. Hay tránsito fluido de autos particulares en las principales avenidas.

Efectivos de Gendarmería Nacional y Prefectura Naval Argentina custodian los cortes porteños. Las columnas desde esos accesos luego se movilizarán hasta el Obelisco (avenidas Corrientes y 9 de Julio, Comuna 1). Habrá un acto cerca del mediodía en la Plaza de la República.

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires anunció que “los peajes de las autopistas de la Ciudad serán gratuitos durante el lunes 25 de junio. A su vez, no va a regir la restricción a vehículos particulares en el horario de 11  a 16  en Centro Peatonal”.

“Se autoriza el estacionamiento general de vehículos junto al cordón de ambas aceras sobre las calles y avenidas de la Ciudad donde habitualmente se encuentra prohibido estacionar en días hábiles de 7  a 21. En aquellas arterias en las que funcione el sistema de estacionamiento medido, el mismo no tendrá vigencia”, añadieron.

En la previa del paro, el ministro del Interior de la Nación, Rogelio Frigerio, había criticado el paro: “No tiene ningún sentido, nosotros hablamos con todos los que quieran sentarse. Muchos no quieren sentarse a hablar. Hay sectores que creen que cuanto peor le vaya al Presidente, mejor les va a ir a ellos. Hay que acostumbrarse a que se destruyan empleos y se construyan de otro tipo. No solo en Argentina. En el mundo está cambiando”.

Carlos Acuña, uno de los triunviros de la CGT, respondió: “Él tiene una visión del país en el que viven ellos, que nosotros no vemos, es otra realidad, no conoce lo que está sufriendo la gente. Los cortes son una forma de manifestarse”.

Hugo Moyano, secretario general del gremio Camioneros, dijo: “Tuvimos que salir a la calle porque la situación era insostenible”. Dijo que el paro “no afecta la democracia” y pidió que el presidente de la Nación, Mauricio Macri, “escuche a la gente” que hace huelga este lunes.

Los gremios del transporte que pararon son la Unión Tranviarios Automotor (UTA), maquinistas de trenes de La Fraternidad, Camioneros, sindicatos portuarios de FeMPINRa, la Asociación Argentina de Aeronavegantes y Trabajadores Viales y Afines, la CATT, la Unión Ferroviaria, Peones de Taxis, los metrodelegados de la AGTSyP.

Los metrodelegados dijeron en un comunicado que “es necesario un inmediato cambio de rumbo en la política económica que lleva adelante el Gobierno, que tiene un fuerte impacto negativo en las condiciones de vida de los trabajadores”.

“El anuncio de una reforma laboral, el veto a la rebaja de tarifas aprobado por el Congreso Nacional, el anuncio del acuerdo con el FMI, la fuga de capitales y la inflación golpean directamente a la clase trabajadora”, sumó la AGTSyP.

Desde el bloqueo en el Puente Pueyrredón, el diputado nacional Nicolás del Caño (Frente de Izquierda y de los Trabajadores) dijo: “Los trabajadores están utilizando esta convocatoria de una CGT que no tiene ninguna credibilidad para expresar su bronca contra el ajuste”.