El Paseo del Bajo tendrá peajes de Flujo Libre

La empresa Autopistas Urbanas SA (AUSA) se encarga de la licitación, que incluye a los accesos Sarmiento y Salguero.

El Paseo del Bajo de la Ciudad de Buenos Aires será el primero del país en operar con peajes de Flujo Libre. Incluye a los accesos Sarmiento y Salguero. La empresa Autopistas Urbanas SA (AUSA) se encarga de la contratación, que culminará el 2 de mayo con el nombre de la empresa elegida.

Según precisaron en AUSA a Télam, esta modalidad permitirá que los vehículos no se detengan por completo para asegurar constante flujo. Buscan así que “el tránsito pesado desaparezca del microcentro”, donde esta semana empezó a regir una restricción vehicular entre las 11 y las 16. La intención es que en octubre también se aplique en la zona de Tribunales.

Autopistas Urbanas (AUSA) llegó a un acuerdo con el Sindicato de Empleados de Comercio para empezar a implementar este método en el Paseo del Bajo.

El Paseo del Bajo es un corredor vial de 7,1 kilómetros que conectará las Autopistas Illia y Buenos Aires-La Plata. Su construcción está en plena obra para que se ubique entre las arterias Alicia Moreau de Justo – Avenidas Huergo-Madero y tendrá cuatro carriles exclusivos para camiones y micros de larga distancia, lo que permitirá circular más rápido hasta los accesos directos al puerto y a la Terminal de Retiro.

Contará con 8 carriles para vehículos livianos, cuatro en sentido norte y cuatro en sentido sur. La traza comenzará al sur de la Ciudad en el empalme con las Autopistas 25 de Mayo y Ricardo Balbín (Buenos Aires-La Plata), desde donde partirán ramas de vinculación.

Estos viaductos irán descendiendo hasta alcanzar el terreno, aproximadamente a la altura de Carlos Calvo, donde la traza comenzará a enterrarse para transformarse en trinchera, destinada a la circulación del tránsito de vehículos pesados, manteniendo los carriles de vehículos livianos a nivel.

Al cruzar la Av. Belgrano, la traza de la trinchera se desviará para ubicarse parcialmente debajo de Alicia Moreau de Justo, siendo este trayecto mayormente una trinchera cubierta y semicubierta hasta Av. Córdoba. La traza continuará por un falso túnel que se creará a la altura de Dársena Norte, sobre cuya cubierta se levantará un parque tipo terraza verde.

En Av. Ramos Mejía, comenzará a subir hasta emerger a la superficie, desarrollándose un sector a nivel para el ingreso y egreso a la Terminal de Ómnibus. Luego de esto continuará en un viaducto elevado, con conexión al Puerto, sobre las avenidas Antártida Argentina y Castillo, hasta su empalme norte con la Autopista Illia, a la altura del Peaje Retiro.

La trinchera para vehículos pesados tendrá dos carriles de circulación por sentido, cada uno de 3,50 metros de ancho y 5,10 metros de altura libre de paso. Contará con banquinas y sobreanchos de seguridad.

 

Obtenga actualizaciones en tiempo real en su dispositivo, suscríbase ahora.

error: