El primer caso de fiebre amarilla importada de Brasil se registró en la Ciudad

Se trata de un joven de 28 años que arribó al país el 15 de febrero con la sintomatología de la enfermedad. Vacacionó en San Pablo, Ilha Grande y Ilhabela, Brasil. No se había dado la vacuna antes de emprender el viaje al vecino país.

Se trata de un joven de 28 años que arribó al país el 15 de febrero con la sintomatología de la enfermedad. Vacacionó en San Pablo, Ilha Grande y Ilhabela, Brasil. No se había dado la vacuna antes de emprender el viaje al vecino país.

El Ministerio de Salud de la Ciudad de Buenos Aires, a cargo de Ana Bou Pérez, confirmó que se produjo el primer caso en Argentina de fiebre amarilla importada. Se trata de un joven de 28 años, que reside en la Capital Federal. Arribó al país el 15 de febrero con la sintomatología de la enfermedad. Vacacionó en San Pablo, Ilha Grande y Ilhabela, Brasil. No se había dado la vacuna antes de emprender el viaje al vecino país.

En un comunicado público, la cartera porteña precisó que el sábado 17 de febrero, tras las pruebas de laboratorio positivas, el paciente fue puesto en observación y ahora evoluciona favorablemente.

El ministerio de la Ciudad resaltó que esta persona no estaba vacunada contra la enfermedad y que viajó a la zona de riesgo de Brasil. Durante su estadía en el vecino país, esta persona había tenido los primeros síntomas, entre ellos fiebre que alcanzaba a los 40 grados, dolor muscular, cefalea y decaimiento.

Al regresar al país, el joven presentó ictericia (color amarillento en la piel y ojos) y un alto valor de enzimas hepáticas. Fue en el laboratorio de referencia de la Ciudad de Buenos Aires donde se realizó estudios que confirmaron el caso.

Tras el hallazgo se continúa con las acciones de control del foco, a través del sistema de vigilancia epidemiológica. Desde el ministerio de Salud porteño aprovecharon el hecho para insistir con la vacunación, especialmente a las personas que viajen a las zonas de riesgo de Brasil a partir de los nueve meses de edad y hasta los 60 años que no tengan ninguna contraindicación.

Esta enfermedad viral se transmite a través de la picadura de mosquitos infectados previamente con el virus, es por esta razón que además de someterse a la vacunación, se recomienda siempre evitar las picaduras y usar repelente, entre otras medidas básicas.

En Brasil se registraron 464 casos confirmados de fiebre amarilla en los últimos siete meses y medio, de los cuales 154 resultaron en fallecimientos.