El Vaticano desmiente al arzobispo de Buenos Aires y dice que el Papa Francisco “no tiene previsto” visitar el país en 2018

Su portavoz, Greg Burke, dijo que es porque ya están los compromisos fijados para Asia y África.

Su portavoz, Greg Burke, dijo que es porque ya están los compromisos fijados para Asia y África.

El papa Francisco “no tiene previsto” visitar Argentina en 2018, aseguró este viernes su portavoz Greg Burke. De este modo, dio por tierra versiones que aludían su pronta llegada al país.

“El papa Francisco no tiene previsto visitar Argentina el año próximo”, afirmó Burke al ser consultado por Télam. La causa “son los mismos motivos explicados hace un año en el video enviado al pueblo argentino, y exactamente las mismas razones”.

El portavoz hizo referencia así al videomensaje enviado por Jorge Bergoglio en septiembre pasado en el que expresó su deseo de poder “volver a ver” al pueblo argentino.

“Ustedes no saben cuánto me gustaría volver a verlos. Y tampoco podré hacerlo el año próximo, porque ya están compromisos fijados para Asia, África, el mundo es más grande que Argentina, pero hay que dividirse”, había planteado en 2016, y se reiteran ahora las razones, según Burke

El Pontífice afirmó entonces: “Para mí, el pueblo argentino es mi pueblo. Ustedes son importantes, yo sigo siendo argentino, yo todavía viajo con pasaporte argentino”.

Este lunes el arzobispo de Buenos Aires, Mario Poli, había dicho: “El Papa ha elegido periferias y está a la vista dónde se ha metido: en África, en Turquía, donde los católicos son la minoría absoluta. Él piensa ir a China, a Rusia, y va a los lugares también donde él y la Secretaría de Estado juzgan que tiene que ir. Creo que estamos próximos a esta visita, y esta tensión me parece que va a terminar bien, eso pienso”.

Poli contó detalles del diálogo que mantuvieron los obispos con Francisco durante la última visita al Vaticano. “Le dijimos: andá pensando cuándo vas a venir, porque la gente va a pensar que ya no nos querés. Ya no tenemos argumentos. Y él nos contestó: ‘¿Y ustedes no creen que yo quiero ir?'”.

La última invitación se la hicieron octubre de 2016. Fue cuando la directiva de la Conferencia Episcopal compartió una audiencia privada en el Palacio Apostólico del Vaticano. El encuentro fue en el marco de la ceremonia de canonización de José Gabriel Brochero, el santo cura gaucho.