En Ciudad defienden el impuesto de 1,2% al uso de tarjetas de crédito: “Tenemos que cubrir terrible agujero” por la quita de coparticipación

Así se expresó el legislador del a Coalición Cívica en el interbloque oficialista Vamos Juntos, Hernán Reyes.

El Poder Ejecutivo porteño presentó el viernes el proyecto de ley del Presupuesto 2021 en la Legislatura porteña y suma un impuesto de sellos del 1,2% sobre gastos con tarjeta de crédito. Hay quejas al respecto desde distintos sectores, como de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came) o el bloque opositor Frente de Todos. Una de las voces que defendió la medida fue el legislador del a Coalición Cívica en el interbloque oficialista Vamos Juntos, Hernán Reyes, quien culpó al Gobierno nacional por haberle quitado a CABA $53.000.000.000 en concepto de coparticipación.

Con este impuesto, CABA busca generar entre $7.700.000.000 y $10.000.000.000. El Presupuesto 2021 incluye un Impuesto sobre los Ingresos Brutos a las Leliq (con una expectativa de recaudación de 10.600 millones de pesos) y a las operaciones de pases (busca ingresos por 1.400 millones).

Los dichos de Reyes surgen como una contestación a críticas hechas por el legislador del Frente de Todos, Leandro Santoro: “Es una locura que quieran ponerle un impuesto a las tarjetas de crédito en la Ciudad. Larreta nos tiene acostumbrados al cinismo y la picardía, quieren poner otro impuesto con la excusa de que les quitaron coparticipación”.

Noticias relacionadas

El legislador de la Coalición Cívica expuso en su cuenta de Twitter: “Una locura es que nos arrebaten 53 mil millones de pesos a los vecinos de la Ciudad, voten en contra de la autonomía y encima se quejen porque tenemos que cubrir terrible agujero”.

Más allá del aspecto político en la lucha entre Nación y Ciudad, Gerardo Díaz Beltrán, presidente de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa, dijo: “Es insólito, quieren estimular la economía agobiando al que la pone en marcha. En lugar de generar más incentivos para movilizar las ventas y la actividad productiva, le pegamos al cliente”.

Desde la entidad aseguran que “inventar nuevos impuestos solo agravará la situación”, debido a que los comercios se encuentran “muy golpeados en sus ventas por la pandemia” y a los consumidores, “que pierden poder adquisitivo por el incremento de precios”.

“Sin ninguna duda es otro golpe al consumo. Si queremos salir de esta crisis hay que tomar las medidas inversas, quitando impuestos para generar más trabajo”, agregó Díaz Beltrán y anticipó que la medida generará mayor informalidad en las ventas y “atentará contra la bancarización”.