En febrero, Ciudad lanza la licitación internacional para concesionar el subte hasta 2031

Hay al menos cinco metros europeos que van a estudiar el pliego porteño. Durante 2018 la empresa responsable será Metrovías.

Hay al menos cinco metros europeos que van a estudiar el pliego porteño. Durante 2018 la empresa responsable será Metrovías.

El jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, informó que en la segunda quincena de febrero se divulgará la licitación pública internacional para que una empresa concesione desde el 1 de enero de 2019 el servicio del subte porteño (líneas A, B, C, D, E, H y Premetro) durante 12 años, con posibilidad de renovar tres años más.

La intención del Poder Ejecutivo local es que un operador del extranjero se haga cargo de la concesión. Para ello, en mayo del año pasado el mismo Rodríguez Larreta mantuvo reuniones con varios directivos de empresas del sector. El ministro de Desarrollo Urbano y Transporte, Franco Moccia, en las últimas semanas viajó a Europa por el mismo motivo.

Según El Cronista, entre las firmas interesadas figuran: Azienda Trasporti Milanesi del municipio de Milán; Deutsche Bahn controlada por el Gobierno alemán; Agencia Autónoma de Transportes Parisinos (RATP); el grupo Keolis, controlado por la Sociedad Nacional de Ferrocarriles Franceses (SNCF) y la Caja de Pensiones de Québec, en Canadá; el Transport for London (TfL).

En paralelo a estas negociaciones, este año volverá a subir el boleto de subte. El ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, había adelantado que la intención de Ciudad era elevarlo a mitad de año a $12,50, lo que implica una suba del %66.

El Gobierno porteño espera reducir las transferencias al operador que asuma en 2019. Hoy esta operación implica una inversión de $3.000.000.000 en concepto de boletos.

Ciudad busca aumentar progresivamente el boleto hasta emparejarlo con el precio de la “tarifa técnica”, es decir, lo que cuesta a la empresa cada viaje.

Desde el anuncio de la nueva licitación pública internacional, la oposición legislativa porteña sugirió que el Estado de la Ciudad de Buenos Aires se debe hacer cargo de la concesión. Sin embargo, esta alternativa no prosperó, pese a que se presentaron varios proyectos de ley en ese sentido.