En la Legislatura porteña, la oposición repudia “el accionar represivo” de Prefectura en la Villa 21

Las bancadas Unidad Ciudadana, Frente de Izquierda y Autodeterminación y Libertad presentaron proyectos alusivos.

La Prefectura Naval Argentina protagonizó una represión en la Villa 21 de Barracas (Comuna 4). Sus efectivos golpearon y detuvieron a varios vecinos, entre ellos un fotógrafo de La Garganta Poderosa. Ante este hecho, bancadas opositoras de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires presentaron proyectos de declaración para repudiar la violencia institucional.

Autodeterminación y Libertad llamó a repudiar el “accionar violento, represivo y con gravísimos elementos de abuso sexual”. Fernando Vilardo y Marta Martínez firmaron el Expediente.

Pidieron “la investigación y el castigo a los prefectos que actuaron y los funcionarios que les dieron las órdenes y hace responsable al Gobierno nacional de que los mismos se lleven adelante por ser una fuerza que depende directamente del Ministerio de Seguridad de la Nación”.

El legislador del Frente de Izquierda Gabriel Solano presentó otro Expediente. “Esta Legislatura hace responsable a la Ministra Patricia Bullrich por estos hechos y por la integridad de todos los vecinos y vecinas heridos y detenidos. Reclamamos el juicio, castigo y separación del cargo a los autores materiales e intelectuales del hecho”, es el texto propuesto.

La bancada de Unidad Ciudadana impulsa otro Expediente, con autoría de Victoria Montenegro, donde condena el “accionar represivo”.

En el texto enfatizaron que los efectivos “utilizaron gases lacrimógenos, los prefectos realizaron disparos contra el frente de la casa de Iván Navarro, cuya familia brindará declaración testimonial el viernes 1 de junio en la audiencia de juicio oral que se está llevando a cabo por las torturas que recibieron Iván y Ezequiel Villanueva Moya en septiembre de 2016 por parte de efectivos de Prefectura, configurando este hecho un claro mensaje amenazante e intimidatorio”.

“Varias de las conductas descriptas configuran delitos que se transforman en particularmente graves cuando son cometidos por funcionarios encargados de hacer cumplir la ley. La misma gravedad reviste el hecho de que el poder judicial actué, casi de manera sistemática, convalidando este accionar violento por parte de la Prefectura Naval”, alertan los legisladores.

“No podemos tolerar en silencio el avasallamiento de los derechos humanos de los/as habitantes de nuestra ciudad. No podemos convalidar el accionar violento, desmedido, desproporcionado e irracional de una fuerza de seguridad en el territorio de  nuestra ciudad, ni en ningún punto de nuestro país”, concluyeron.