En medio de protestas de la comunidad musulmán, detienen al primo de los hermanos denunciados por presuntos vínculos con Hezbollah

Hubo forcejeos durante un nuevo allanamiento en el barrio de Floresta.

Las autoridades detuvieron a un tercer sospechoso de tener presuntos vínculos con la organización terrorista Hezbollah. Se trata de otro miembro de la familia de Axel Ezequiel y de Kevin Gamal Abraham Salomón, de 25 y 23 años, investigados a partir de una denuncia de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA).

Este viernes la Gendarmería hizo un nuevo allanamiento en el barrio porteño de Floresta luego de que la Policía Federal secuestró un arsenal con révolveres, escopetas y carabinas de diferentes calibres. Los padres de los acusados negaron cualquier tipo de relación con el grupo islámico y aseguraron que se sienten “humillados” por los operativos.

“Tenemos familia en el Líbano, hicieron viajes al Líbano, mi hijo menor fue a Irán a estudiar, fuimos todos a Siria”, sostuvo Marcelo, el papá de los acusados. Sobre las municiones, el bastón tipo “tonfa”, la ropa de tipo militar y los dispositivos electrónicos encontrados, explicó: “Las armas eran de mi abuelo. Estaban guardadas en un cajón por el valor sentimental que representan. Hasta la policía dijo que las municiones tenían olor a humedad”.

En tanto, un grupo de familiares llegó hasta la puerta de la propiedad allanada y hubo un focejeo. Después, junto a otros miembros de la comunidad entonaron rezos en voz alta mientras la policía trabajaba.

Al declarar ante el juez federal Sebastián Ramos, los jóvenes desmintieron estar relacionados con Hezbollah. Además de las armas, también encontraron una foto de Hassan Nasrallah, líder supremo del grupo en El Líbano y una bandera de la organización extremista.

El magistrado busca determinar si los imputados tienen alguna relación con el grupo terrorista y si viajaron a otros países para adquirir entrenamiento militar.

Paola, la mamá de Kevin y Axel, se quejó por los operativos y remarcó: “A Hezbollah lo llaman grupo terrorista, pero en el Líbano es un partido político que está en el parlamento. Tenemos imanes en la heladera como un recuerdo, pero no nos interesa lo que pase con Hezbollah. Nosotros somos argentinos. Nos vienen a ensuciar, a difamar, a inventar cosas. No saben cómo nos avasallaron y el daño que nos hicieron. Fueron muy agresivos”.

Cuando el caso salió a la luz trascendió que los detenidos son familiares de Alejandro Yussuf Khalil, el militante islámico cercano a Luis D’Elía y apuntado por el fiscal Alberto Nisman en su denuncia por el supuesto encubrimiento del atentado a la AMIA en la que acusó a Cristina Kirchner.

Según informó Clarín, el papá de los jóvenes confirmó el vínculo y concluyó: “Sí, somos familia. Su madre es prima hermana de mi mamá. Pero van a relacionar todo para justificar cosas falsas. Sentimos que la lupa está puesta sobre nuestra comunidad. Vamos a la mezquita a rezar y hacer súplicas. Estamos sufriendo una humillación”.

Los padres de los detenidos negaron vínculos con Hezbollah: “Las armas eran de mi abuelo”Detuvieron con un arsenal a dos argentinos e investigan vínculos con el HezbollahAssad Ahmad Barakat, el tesorero del Hezbollah: un documento prueba que financiaba el terrorismo desde la Triple Frontera