En seis meses hubo casi 60.000 multas en una calle clave para salir a Provincia

Se trata de la calle Irigoyen, donde los conductores circulan como si fuera avenida, pero la máxima permitida es de 40 km/h.

Se trata de la calle Irigoyen, donde los conductores circulan como si fuera avenida, pero la máxima permitida es de 40 km/h.

En el cruce de Irigoyen y Baigorria (límite entre Villa Real, Versalles y Monte Castro) hay una cámara que realiza fotomultas. Fue pedida por los vecinos ante la secretaría de Transporte de la Ciudad de Buenos Aires. El aparato labró 59.958 faltas en seis meses porque los conductores avanzan como si estuvieran en una avenida, pese a que allí el máximo es de 40 kilómetros por hora. Este cruce conecta la Capital Federal con el oeste bonaerense.

Las altas velocidades se producen también porque no hay semáforos: hay uno tres cuadras antes, en Arregui, y el siguiente está recién medio kilómetro después, a la altura de Nogoyá.

Desde julio de 2017, la cámara registró este tipo de imprudencias, que eran usuales para los vecinos de la zona. “Ya es una costumbre ir rápido acá. Por más que sea una calle, la gente la toma como una avenida”, dijo a Clarín Néstor Piccollo, chofer de una remisería ubicada a dos cuadras de Irigoyen y Baigorria.

Hugo Estigarribia, a cargo de un local de empanadas sobre Irigoyen al 1600, celebra la medida: “La cámara está bien puesta. Acá los autos pasan como si fueran aviones”.

Según datos oficiales del Gobierno porteño, el 2017 sobrepasar la máxima permitida representó la mitad de todas las faltas: se labraron 1.000.000 de actas, el 70% de ellas en autopistas.

Obtenga actualizaciones en tiempo real en su dispositivo, suscríbase ahora.

error: