En tres años la cantidad de indigentes porteños se duplicó

También hay un tercio más de pobres en el mismo periodo.

Según datos oficiales, desde 2015 la indigencia se duplicó en la Ciudad de Buenos Aires. Antes había cerca de 100.000 personas en esa situación y ahora hay 198.000. En tanto, hay un tercio más de pobres en el mismo periodo.

La Dirección General de Estadística y Censos de la Ciudad (Ministerio de Hacienda y Finanzas porteño) sostiene que en 2015 se habían registrado 100.000 indigentes; en 2016, 146.000; en 2017, 140.000; en 2018, 198.000. La suba fue de 98% en tres años.

En 2015 había 414.000 individuos en situación de pobreza. En septiembre de 2018, fueron 639.000. En tres años no llegaron a cubrir la canasta básica total un total de 225.000 personas más. En diciembre una familia porteña tipo necesitó casi $25.000 para no ser pobre.

José Donati, responsable de la Dirección General de Estadística y Censos explicó a La Nación: “La muestra es de 3000 hogares, de los cuales tenemos una tasa de respuesta del 70%, que nos da una muestra efectiva de 2000 hogares. La información de ingreso económico de cada hogar la cruzamos contra el costo de una canasta básica alimentaria actualizada con los precios del IPC (Índice de Precios al Consumo)”.

Quienes “no pueden financiar esa canasta básica son los hogares indigentes. Después, la canasta básica total, que incluye alimentos y servicios, los hogares que no la pueden financiar son los considerados pobres. Y las personas que viven dentro de esos hogares son el número de pobres o indigentes en cantidad de individuos que vamos publicando trimestre a trimestre”, precisó el funcionario.

El informe también señala que la cantidad de indigentes aumentó en cada medición durante 2018 de la mano de la inflación. En el primer trimestre del año pasado existían 132.000 personas en situación de indigencia. En el segundo trimestre fueron 173.000 individuos los que no alcanzaron a cubrir la canasta básica alimentaria. Y para septiembre de 2018 eran 198.000 los que se encontraban bajo la línea de indigencia, consigna el matutino citado.

“En las grandes ciudades es donde se agolpan los sectores más postergados, que tratan de aprovechar un poco el nivel de oportunidad que allí ocurre. Ha habido un aumento de la cantidad de gente en calle”, afirmó Claudio Lozano, economista y exdiputado nacional de Unidad Popular.

“Tomando como referencia el informe, se ve claramente que existe una correlación entre el empobrecimiento de una parte importante de los habitantes de la ciudad con el aumento de las personas en situación de calle”, expresó Alejandro Amor, defensor del pueblo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

“La emigración del conurbano a la ciudad en busca de trabajo o en busca de oportunidades de actividades extralegales se hace también una estrategia para muchas personas en situación de indigencia”, reflexionó Agustín Salvia, director del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA).

Fernando Vilardo, legislador porteño de Autodeterminación y Libertad, precisó al respecto: “La marginalidad y la expulsión de miles de personas es un factor que promueve la violencia social”.