En un operativo de extrema seguridad toman muestras por el asbesto en los vagones de la línea B del subte porteño

La empresa estatal SBASE contrató a la firma especializada Dicon Medioambiental para hacer el operativo, que incluyó trabajos en una atmósfera controlada para evitar la posible dispersión de partículas cancerígenas.

Operarios especializados, en un operativo con medidas de seguridad extremas, tomaron muestras en coches CAF 5000 de la línea B, que fueron dados de baja luego de prestar servicio menos de cinco años. Es para investigar la presencia de asbesto, una sustancia cancerígena.

El pasado viernes fue el turno de los coches 5010 y 5016, integrantes de las formaciones V y X de la línea B. La formación “V” fue la inaugural de las estaciones Echeverría y Juan Manuel de Rosas, en julio de 2013, informó EnElSubte.

Las muestras fueron tomadas por operarios de una firma especializada en el manejo de asbesto (Dicon Medioambiental) en el Taller Rancagua. La empresa fue contratada meses atrás por Subterráneos de Buenos Aires (SBASE) para realizar el relevamiento, inspección, toma de muestras y análisis de los elementos sospechados.

En imágenes difundidas por la Secretaría de Salud Laboral de la Asociación Gremial de Trabajadores de Subte y Premetro (AGTSyP) puede verse a los operarios trabajando con vestimenta especial y en una atmósfera controlada para evitar la posible dispersión de partículas de asbesto, un material cancerígeno.

Cabe recordar que en el Metro de Madrid fueron detectadas al menos cuatro piezas que contienen el material en los CAF 5000. La empresa española inició a mediados de año un plan de “desamiantado” de todos sus coches e instalaciones, con una inversión de 140 millones de euros. Dos trabajadores de la red de la capital española han fallecido ya a causa de enfermedades vinculadas al contacto con el asbesto.

Subterráneos de Buenos Aires, de todas formas, ha decidido que los CAF 5000, retirados de servicio en forma preventiva desde febrero, no volverán a circular. Los trenes ya han sido dados de baja y algunas de sus piezas, como los asientos, están siendo reutilizadas para otros coches de la red.