Enfermeros evitaron el desalojo del acampe frente a la Jefatura de Gobierno porteño y anunciaron más medidas de fuerza

Profesionales de la salud de la Asociación de Licenciados en Enfermería (ALE) reclaman por el “reconocimiento profesional, salarial y laboral de la enfermería”, ya que la actividad quedó excluida de la Ley 6.035, que regula las relaciones de empleo público de los profesionales de la salud de la Ciudad.

Profesionales de la salud de la Asociación de Licenciados en Enfermería (ALE) resistieron un intento de desalojo del acampe hecho este miércoles frente a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Estarán hasta el jueves a las 16. Ahora anuncian que seguirán las medidas de fuerza en reclamo por el “reconocimiento profesional, salarial y laboral de la enfermería”, ya que la actividad quedó excluida de la Ley 6.035, que regula las relaciones de empleo público de los profesionales de la salud de la Ciudad.

ALE anunció “la inexistencia de respuestas del gobierno porteño y anunciaron nuevas acciones de lucha”. Andrea Ramírez, enfermera del hospital Ramos Mejía y directiva de ALE declaró: “Con más de 1500 enfermeras y enfermeros movilizados, protagonizamos una enorme jornada de lucha. Ni la lluvia ni los intentos de desalojo de Larreta frenaron el acampe. Agradecemos a todos los artistas y referentes políticos y sociales que sumaron su voz a los reclamos de la Enfermería y vamos a seguir peleando en las calles, hasta las últimas consecuencias”.

Por su parte, Carolina Cáceres, enfermera del hospital Tornú y también directiva de ALE anunció: “Larreta sigue sin responder: vamos por más paros y medidas contundentes. El 21 de noviembre, hace falta un paro nacional de la Enfermería y todo el equipo de salud. No vamos a frenar hasta lograr nuestro reconocimiento profesional, salarial y laboral”.