Envían la modificación del Código Urbanístico a la Legislatura porteña para su debate

Para el Gobierno porteño da previsibilidad al tejido urbano. Para ONG vecinales está hecho a medida de la especulación inmobiliaria.

Tras un año de reuniones con vecinos, el Poder Ejecutivo de la Ciudad de Buenos Aires informó que ya está listo el proyecto de modificación del Código Urbanístico. Será enviado a la Legislatura porteña.

Primero se debatirá en la Comisión de Planeamiento Urbano, que preside Victoria Roldán Méndez (Vamos Juntos). Tras obtener dictamen favorable allí, en el recinto de sesiones requiere de al menos 31 votos positivos (mayoría absoluta). El oficialismo porteño cuenta con 34 de las 60 bancas.

Luego habrá una audiencia pública y segunda votación final donde se requiere la misma cantidad de votos.

Según fuentes del Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte, este nuevo Código que discutirá el Poder Legislativo local “busca devolver la homogeneidad al tejido urbano de la Ciudad, generar las condiciones para una mejor convivencia entre las distintas actividades y proponer una densidad poblacional adecuada. La modificación se llevará a cabo a través de un proceso participativo, integrando a representantes de la sociedad civil, urbanistas, arquitectos, ONG, legisladores, entre otros”.

“Como puntos destacados, se elimina el uso del FOT y las tangentes como parámetros de qué se puede y qué no se puede construir, reemplazándolo por tipos de construcción según su volumen; además, plantea la graduación de mixtura de usos en toda la Ciudad en contraposición a las antiguas zonificaciones”, explican.

Además se establece alturas máximas de construcción, para respetar la identidad de cada barrio. Esto dará mayor previsibilidad, y el vecino podrá conocer cuáles son las alturas permitidas para la construcción en su manzana.

En “las próximas semanas” se debatirá la reforma del Código Urbanístico en la Legislatura porteña

En palabras de los funcionarios porteños, se “ordena la estética de las cuadras, para propiciar un espacio público más amigable. Por ejemplo, ya no se permitirán construcciones retiradas de la línea municipal, que generan distancia entre el peatón y las edificaciones”.

Con estos cambios se “promueve una ciudad policéntrica, lo que atraerá comercios y servicios a los barrios. De esta manera se evitará que determinadas áreas concentren únicamente actividades específicas, permitiendo que el vecino pueda satisfacer sus necesidades o intereses sin salir de su barrio”.

A fines de 2016 el Consejo del Plan Urbano Ambiental hizo un borrador del nuevo Código, que busca remplazar al actual, un texto de la década del 70 con sucesivas modificaciones.

Vecinos y entidades se agrupan para debatir “extraoficialmente” los Códigos Urbanístico y de Edificación

El año pasado se hicieron reuniones entre vecinos y funcionarios del Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte. Incluso hubo talleres organizados por instituciones vecinales independientes. Salvemos al Barrio, Vecinos por las Casas Bajas fueron algunas de las instituciones participantes.

Allí se planteó que esta modificación está hecha a medida de la demanda de desarrolladores inmobiliarios. Que el objetivo es aumentar la capacidad de superficie edificable.

De hecho, entidades civiles fueron a la justicia para que se organice un debate institucional con la presencia de vecinos. El encuentro se hizo en la Jefatura de Gobierno porteña.

https://www.puraciudad.com.ar/////vecinos-debatieron-en-la-jefatura-portena-sobre-los-nuevos-codigos-urbanistico-y-de-edificacion/
Luego habrá una audiencia pública y segunda votación final donde se requiere la misma cantidad de votos.
https://www.youtube.com/watch?v=68W2WvcIykc
Según fuentes del Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte, este nuevo Código que discutirá el Poder Legislativo local “busca devolver la homogeneidad al tejido urbano de la Ciudad, generar las condiciones para una mejor convivencia entre las distintas actividades y proponer una densidad poblacional adecuada. La modificación se llevará a cabo a través de un proceso participativo, integrando a representantes de la sociedad civil, urbanistas, arquitectos, ONG, legisladores, entre otros”.
“Como puntos destacados, se elimina el uso del FOT y las tangentes como parámetros de qué se puede y qué no se puede construir, reemplazándolo por tipos de construcción según su volumen; además, plantea la graduación de mixtura de usos en toda la Ciudad en contraposición a las antiguas zonificaciones”, explican.
Además se establece alturas máximas de construcción, para respetar la identidad de cada barrio. Esto dará mayor previsibilidad, y el vecino podrá conocer cuáles son las alturas permitidas para la construcción en su manzana.
https://www.puraciudad.com.ar/////en-las-proximas-semanas-se-debatira-la-reforma-del-codigo-urbanistico-en-la-legislatura-portena/
En palabras de los funcionarios porteños, se “ordena la estética de las cuadras, para propiciar un espacio público más amigable. Por ejemplo, ya no se permitirán construcciones retiradas de la línea municipal, que generan distancia entre el peatón y las edificaciones”.
Con estos cambios se “promueve una ciudad policéntrica, lo que atraerá comercios y servicios a los barrios. De esta manera se evitará que determinadas áreas concentren únicamente actividades específicas, permitiendo que el vecino pueda satisfacer sus necesidades o intereses sin salir de su barrio”.
A fines de 2016 el Consejo del Plan Urbano Ambiental hizo un borrador del nuevo Código, que busca remplazar al actual, un texto de la década del 70 con sucesivas modificaciones.
https://www.puraciudad.com.ar/////vecinos-y-entidades-se-agrupan-para-debatir-extraoficialmente-los-codigos-urbanistico-y-de-edificacion/
El año pasado se hicieron reuniones entre vecinos y funcionarios del Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte. Incluso hubo talleres organizados por instituciones vecinales independientes. Salvemos al Barrio, Vecinos por las Casas Bajas fueron algunas de las instituciones participantes.
Allí se planteó que esta modificación está hecha a medida de la demanda de desarrolladores inmobiliarios. Que el objetivo es aumentar la capacidad de superficie edificable.
De hecho, entidades civiles fueron a la justicia para que se organice un debate institucional con la presencia de vecinos. El encuentro se hizo en la Jefatura de Gobierno porteña.
https://www.puraciudad.com.ar/////vecinos-debatieron-en-la-jefatura-portena-sobre-los-nuevos-codigos-urbanistico-y-de-edificacion/