Abrió al tránsito el puente provisorio Argerich, en el barrio de Flores

Aliviará el tránsito en la zona, donde hay grandes demoras por el paso nivel del ferrocarril Sarmiento y Av. Nazca, y será desmantelado cuando finalice el soterramiento.

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, inauguró este lunes el puente provisorio Argerich, sobre las vías del Ferrocarril Sarmiento, que mejorará la circulación y conectividad en el barrio de Flores, y favorecerá a más de 4.500 automovilistas por día.

El cruce vehicular y peatonal, que quedó habilitado luego del acto, aliviará el tránsito de la avenida Nazca y será desmantelado cuando finalice la obra del soterramiento del Sarmiento.

Se trata de una inédita solución que implementará el GCBA a través de Autopistas Urbanas (AUSA), y que, una vez que deje de ser necesaria, podrá ser utilizado en alguna otra parte del territorio capitalino.

Al puente se podrá acceder desde la calle Argerich por una rampa que correrá paralela a la calle Venancio Flores, hasta Helguera. Después de cruzar las vías, la bajada irá paralela a Yerbal, hasta volver a empalmar con Argerich.

“Esta solución va a dar como resultado que los vecinos ahorren de 10 a 20 minutos. Además, va a servir como aliviador del tráfico de avenida Nazca”, explicó Franco Moccia, el ministro de Desarrollo Urbano porteño.

El puente, según informó AUSA, medirá 265 metros de largo. Tendrá dos carriles de 3,50 metros de ancho cada uno, con sentido único de circulación hacia el sur.

También contará con un paso peatonal con rampas de un ancho suficiente para que puedan pasar sillas de ruedas.

La obra incluye hacer nuevas veredas, parquización, iluminación con tecnología LED y nueva señalización vial horizontal y vertical.